Silueta raul garcia diaz original

Para profesionales

Raúl García Díaz
Reflexiones y consejos para verdaderos profesionales, independientemente del puesto y del sector en el que trabajen.

No eres su amigo

Relaciones%20trabajo detail

El objetivo en un trabajo no es caer bien a todo el mundo.

“No se debe entablar amistad con ellos. Te desprecian. Te creen débil. Ni tampoco ser un tirano”. Esta frase es una de las reflexiones que el capitán Jack Aubrey comparte con el guardamarina Hollom en una de las escenas de la película “Master and Commander”. Jack llama a Hollom a su camarote después de que fuera objeto de la insubordinación de un marinero. Es cierto que las condiciones para gestionar un equipo en un barco de guerra inglés del SXIX difieren mucho de las que uno puede encontrar en cualquier organización del SXXI, pero confieso que estoy absolutamente de acuerdo con Jack.

 

En numerosas ocasiones he tenido que aclarar en los cursos que imparto que mostrarse cercano, amable y respetuoso no significa que tu equipo te tome por el pito de un sereno. Es más, no tiene nada que ver lo uno con lo otro. La exigencia y el rigor no están reñidas con la educación y el trato cordial. Creo que la razón de que estos conceptos se confundan se debe al error de creer que tener un trato educado y agradable significa caer bien a las personas. Y estas dos cuestiones tampoco tienen nada que ver.

 

Es imposible caer bien a todo el mundo. Llegué a esa conclusión el día que decidí caer bien a todo el mundo. Me levanté con energía y ganas así que me lancé con todas mis fuerzas a conseguir ese objetivo. Confieso que la experiencia fue realmente insatisfactoria y agotadora. Insatisfactoria porque no lo conseguí, a pesar de caer en numerosas contradicciones personales tratando de decir lo que otros querían oír y actuar como otros querían que lo hiciese. Pero ni por esas. Agotadora porque caí en la cama como un saco de arena y me quedé dormido instantáneamente, tal fue el esfuerzo que tuve que realizar.

 

El objetivo en un trabajo no es caer bien a todo el mundo. Incluso suponiendo que fuera posible. Pero no lo es porque cada uno somos de un padre y de una madre (como se dice coloquialmente), tenemos diferente valores, creencias, formas de hacer las cosas, prioridades, experiencias, etc. Ojo, si caes bien a algunas personas del trabajo es magnífico. Y si te vas a tomar unas cañas después del trabajo con algunos compañeros porque os da la gana, es maravilloso. Pero tu objetivo no debe ser caer bien a todo el mundo. Recuerda que una relación profesional no es lo mismo que una relación personal. Sobre todo si estáis en diferente nivel de la organización. Como por ejemplo, si eres el responsable de un equipo.

 

El objetivo en un trabajo debe ser no caer mal. Debe ser tener una relación profesional, enfocada a ser excelentes en el trabajo, orientada a la exigencia y al rigor, con confianza para entablar discusiones acaloradas y apasionadas. Y si eres el responsable de un equipo debes ser exigente con ellos y a la vez escucharles, también mostrarte firme tratándoles de manera respetuosa, ser disciplinado además de cercano… Sé que es mantener un equilibro un tanto complicado, pero ¿quién dijo que fuera fácil?

 

Porque tal y como reflexionaba el capitán Jack Aubrey, no se trata de ser amigos, pero tampoco de ser tiranos. El capitán terminaba la escena con un consejo para Hollom que también suscribo: “Quieren autoridad, respeto. Busque eso en su interior y se ganará su respeto. Sin respeto la disciplina salta por la borda”. Porque la autoridad no está reñida con el respeto, ni la única manera de tener una relación profesional es cayendo bien al otro.

 

Gracias por leer.

 

Raúl García Díaz es director de la consultora de recursos humanos Entrepersonas

www.entrepersonas.com

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: