Silueta raul garcia diaz original

Para profesionales

Raúl García Díaz
Reflexiones y consejos para verdaderos profesionales, independientemente del puesto y del sector en el que trabajen.

Los "porque sí"

Ni%c3%b1o detail

El blog de Raúl García en Tribuna Valladolid.

La semana pasada mi hija Rebeca de 6 años me hizo una pregunta que me hizo pensar (como todas las preguntas que me hacen mis hijas). La pregunta en cuestión fue la siguiente: ¿Por qué todas las madres dicen "porque sí"? Y la verdad es que la expresión "porque sí" es utilizada muy habitualmente por los padres cuando sus hijos no les obedecen o cuando ponen pegas o excusas para no hacer lo que tienen que hacer. Pero como muchas veces soy víctima de la llamada "deformación profesional" y caí en la cuenta de que también hay jefes y empresas que en muchas ocasiones responden "porque sí". Hoy comentaré las causas más habituales de dar esa respuesta y también comentaré la excepción a la regla.

 

Un de los motivos del «porque sí» es que no tienes tiempo para pararte a dar explicaciones. De vez en cuando uno tiene un día de esos en los que va como pollo sin cabeza y no está para perder el tiempo. El error está en que dar explicaciones nunca es una pérdida de tiempo, sino una inversión.

 

Otro de los motivos del «porque sí» es que ya le has explicado infinidad de veces a esa persona por qué debe hacer lo que tiene que hacer (e incluso uno intuye que la persona ya lo sabe y lo pregunta por fastidiar). La mejor salida a esa situación es devolver la pregunta y pedirle que te conteste él a la pregunta. El método socrático es muy útil en esta ocasión.

 

Un tercer motivo del "porque sí" es que ni siquiera tú sabes las razones por las que eso se hace, por lo que no las puedes explicar. Este caso es el peor, ya que antes de pedir algo a alguien deberías saber por qué lo tiene que hacer. Busca esa información o pídela a tus superiores para después poderla transmitir a la persona. Y si no hay ninguna razón quizá debería analizar si eso se sigue haciendo por inercia (porque se ha hecho siempre), y si es así y no aporta valor, dejar de hacerlo.

 

Lo negativo de no dar explicaciones es que a las personas nos sienta mal que no se nos responda a lo que preguntamos. Por otra parte, es necesario que se informe a las personas de las razones por las que deben hacer ciertas tareas, ya que conocer el objetivo normalmente provoca que el desempeño sea mejor. Y es que hacer las cosas sin motivo es poco motivante (permítaseme la redundancia). Pero vuelvo al inicio, lo malo de contestar «porque sí» es que es una manera muy poco educada de contestar y a las personas nos sienta mal que nos traten sin educación. Otras formas poco educadas que también se utilizan son: "porque lo digo yo", "porque es así", "porque así es como se hace" o simplemente no contestar. Todas son respuestas poco recomendables, tanto para los hijos como para compañeros de trabajo o colaboradores.

 

¿Pero existe alguna situación en la que no se debe explicar las razones de una directriz? Pues como siempre, hay excepciones: cuando no hay tiempo en ese momento ya que es urgente la acción. En ese caso y sólo en ese caso, no se deben dar razones. Imaginemos una situación en la que hay un incendio en la empresa. No es ese el momento de dar explicaciones e informando sobre por qué las personas deben dejarlo todo y encaminarse rápidamente al punto de encuentro. Pero eso no quita para que después de pasada la urgencia se expliquen las causas de haber actuado de esa manera.

 

Gracias por leer.

 

Raúl García Díaz es director de la consultora de recursos humanos Entrepersonas

www.entrepersonas.com

Comentarios

Raúl García (Autor) 15/10/2019 14:13 #2
Muchas gracias #1 Javier
Javier Crespo 09/10/2019 17:02 #1
Muy bueno. Muchas gracias....por que si ! :)

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: