Silueta raul garcia diaz original

Para profesionales

Raúl García Díaz
Reflexiones y consejos para verdaderos profesionales, independientemente del puesto y del sector en el que trabajen.

¿Hace poco que llegaste a la empresa? Ten en cuenta la perspectiva emic y etic

Digitalizar%20empresa detail

El post de Raúl García en Tribuna de Valladolid.

Dicen que cuando un nuevo directivo llega a una empresa inmediatamente manda cambiar algo por el simple hecho de demostrar que las cosas han comenzado a ser diferentes. Dicen que incluso es capaz de cambiar la moqueta de su despacho con tal de dejar rápidamente su impronta. Dicen que en ocasiones cuando el directivo se va de la organización es el único cambio que se le recuerda.

 

No es fácil empezar en una empresa. Tienes nuevos compañeros a los que no has elegido, tienes nuevos jefes (sí todo el mundo tiene jefes) a los que tampoco has elegido. Y si las relaciones sociales son complejas incluso entre amigos y conocidos, en el entorno laboral se vuelven aún más complicadas y difíciles. Además está esa obligación oculta pero evidente de tratar de demostrar la propia competencia profesional, que viene acompañada además por la directriz marcada por los que te han contratado de mejorar lo que hubiera antes de tu llegada. De todo esto surgen esos cambios que el recién llegado a una empresa hace y debe hacer.

 

Yo no estoy en contra de los cambios, pero evidentemente prefiero los cambios para mejor que los cambios para peor. Soy consultor de recursos humanos y en mi trabajo me piden que ayude a cambiar (siempre para mejor) a las organizaciones, a los equipos y a las personas. He de reconocer que no es tarea fácil ni sencilla. Pero he intentado siempre tener en cuenta algo que descubrí en primero de psicología gracias a una asignatura que se llamaba antropología. En esa asignatura se estudiaba el significado de la perspectiva emic y la perspectiva etic. En las ciencias sociales se utilizan estos conceptos cuando los investigadores analizan comportamientos y costumbres de culturas diferentes a las suyas. En la perspectiva emic el análisis se realiza desde el punto de vista del nativo, mientras que en la perspectiva etic desde el punto de vista del extranjero. Un ejemplo: las conclusiones del análisis de un rito caníbal cambian si se realiza desde la perspectiva emic (los caníbales) que si se hace desde la perspectiva etic (los europeos a los que se van a comer).

 

Trasladando estas perspectivas a una organización, cuando una persona llega a una empresa en la que va a implementar ciertos cambios lo puede hacer desde la perspectiva emic: los cambios que son capaces de admitir los que están trabajando allí; o desde la perspectiva etic: los cambios que le gustaría hacer al recién llegado en base a sus conocimientos o experiencia.

 

En mi opinión, más le vale al recién llegado empezar desde la perspectiva de los que ya estaban allí antes que él y no tratar de imponer formas, maneras, puntos de vista, metodologías, etc. Porque lo más probable es que se encuentre con la oposición de los más viejos del lugar. Esos cambios basados en la experiencia del que llega, sea consultor o directivo, pueden resultar positivos pero tendrán éxito solo cuando nos hayamos ganado la confianza de las personas. Que al fin y a la postre son las que van a tener que poner en marcha los cambios y mantenerlos en el tiempo incluso después de que se haya ido el nuevo.

 

Por todo esto mi máxima cuando empiezo a trabajar con una organización es: vamos a mejorar lo que hay, ya tendremos tiempo de darle la vuelta.

 

Gracias por leer.

 

Raúl García Díaz es director de la consultora de recursos humanos Entrepersonas

www.entrepersonas.com

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: