Silueta raul garcia diaz original

Para profesionales

Raúl García Díaz
Reflexiones y consejos para verdaderos profesionales, independientemente del puesto y del sector en el que trabajen.

El deporte tiene muy poco que ver con el trabajo

Deporte esgrima detail

El blog de Raúl García en Tribuna.

Es bastante habitual que cuando se trata de poner ejemplos sobre motivación, trabajo en equipo u otros temas, se recurra a los deportes profesionales. Y no es que me parezca mal, yo incluso lo he hecho alguna que otra vez tratado de ejemplificar cuestiones muy concretas. Pero por otra parte, es cierto que en realidad el deporte profesional tiene muy poco que ver con el trabajo que desempeñamos la mayoría de las personas. Y no sólo por los salarios.

 

El deporte profesional tiene una característica muy particular que lo pone a años luz de innumerables trabajos: consta de temporadas y de partidos. En mi opinión, después de cada temporada poder hacer borrón y cuenta nueva, incluso después de cada partido, es algo que difícilmente uno se encuentra en otros trabajos. Es cierto que aquellas empresas que trabajan por proyectos puede parecer que podrían hacer lo mismo. Pero eso sólo ocurriría si los proyectos fueran secuenciales, es decir, si no empezaras otro hasta que terminaras el anterior. Pero la realidad es que llevas un montón de proyectos en paralelo y en diferentes fases, por lo que te es imposible tener esa sensación de terminar algo y cerrar la temporada.

 

Tampoco tiene comparación, con lo que ocurre en el trabajo de la mayoría de nosotros, poder preparar la temporada sin la presión de estar jugándote la vida. Ya sea participando en torneos de pretemporada o en partidos amistosos, y de esta manera poder probar sistemas de juego, entrenar jugadas ensayadas e incluso cambiar a personas de puesto a ver si mejora el rendimiento. No estoy diciendo que el deporte profesional no sea exigente ni que los jugadores profesionales no sean admirables en cuanto a su tesón y a su capacidad de esfuerzo. Lo que estoy diciendo es que en una fábrica uno no tiene esa posibilidad de preparar la temporada ensayando cosas. Si tiene que planificar algo a medio plazo ha de ser mientras sigues sacando adelante la misma carga de trabajo

 

El poder centrarte durante un tiempo (varios días o incluso una semana), en preparar un partido concreto, jugarlo y después volver a centrarte en otro partido diferente es una ventaja para mantener motivadas y concentradas a las personas. Muy pocas veces en un trabajo que no sea un deporte profesional puede uno focalizarse en un único trabajo o proyecto de esta manera.

 

¿Y qué decir de esas celebraciones cuando se gana un campeonato? En una empresa tienes abiertos tantos frentes que aunque uno se cierre con éxito no tienes tiempo suficiente como para irlo a celebrar con tus compañeros y con tu jefe. ¿Quizá deberíamos celebrar más los éxitos? Sí, desde luego. Pero insisto, no es tan sencillo, al día siguiente hay que volver al tajo al 100% de nuevo.

 

El mundo del deporte profesional se parece poco a los trabajos más habituales que tenemos las personas que no somos deportistas profesionales. Imaginemos que tu trabajo tuviera esas características: poder prepararte física y mentalmente para el trabajo a desempeñar durante unas semanas; que cada semana te prepararas una visita clave, una reunión importante, una presentación vital; que cada una de esos hitos fuera motivo de éxito o de fracaso pero que tuvieras otra oportunidad al cabo de una semana; y que hubiera un momento en el que se acabara la temporada de trabajo, te fueras de vacaciones y se hiciera borrón y cuenta nueva. La verdad es que no lo veo.

 

Pero sí que hay, en mi opinión, un aspecto que puede extrapolarse perfectamente a cualquier otro trabajo, pero que se tiene en cuenta muy poco: el esfuerzo individual que debe hacer cada uno de los deportistas profesionales. Al igual que un deportista debe cuidar su alimentación, respetar los tiempo de descanso, ir al gimnasio por su cuenta para mantenerse en forma, etc. Un profesional cualquiera debe estar aprendiendo durante toda su vida para poder desempeñarse extraordinariamente en su trabajo. En este aspecto sí tienen relación ambos mundos.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: