Silueta raul garcia diaz original

Para profesionales

Raúl García Díaz
Reflexiones y consejos para verdaderos profesionales, independientemente del puesto y del sector en el que trabajen.

Así preparo una charla o una conferencia

Charla conferencia detail

El blog de Raúl García en Tribuna de Valladolid.

Este jueves día 12 de marzo me han invitado a presentar una píldora en el InnoBar de Valladolid. InnoBAR es un evento en el que se presentan diez píldoras educativas (trucos, consejos, herramientas o actividades) de un máximo de cinco minutos cada una. Se realiza en un bar, así que todo ocurre mientras los asistentes se beben una cerveza (aunque tampoco es obligatorio). Ha coincidido la preparación de mi píldora para el InnoBar con la impartición en una empresa de una formación titulada «Presentaciones impactantes». En esa formación he compartido con los alumnos los entresijos de la elaboración de mi píldora, porque además los asistentes deben preparar una presentación de cinco minutos que realizarán a finales de este mes ante la dirección de la empresa. Voy a aprovechar este artículo para comentar cómo preparo las charlas que doy.

 

Cuando preparo charlas y conferencias empiezo con un mapa mental sobre el asunto en cuestión. Hago una lluvia de ideas en la que voy plasmando en un folio apaisado todo lo que se me ocurre. Una vez agotado mi cerebro, lo dejo y me ocupo de otras cosas. En los días siguientes vuelvo al folio para anotar lo que se me va ocurriendo: nuevas cuestiones, anécdotas y ejemplos para ilustrar, temas importantes que no se me ocurrieron antes… Y al cabo de una semana, más o menos, tengo un montón de cosas sobre las que hablar pero muy poco organizadas.

 

Entonces estructuro toda esa información y establezco un hilo conductor. Denomino hilo conductor a conseguir que las ideas vayan fluyendo de una a otra de manera suave y lógica, no abrupta. Esto me facilita tener toda la charla metida en la cabeza gracias a que va conectada, ya que una idea me lleva a la siguiente.

 

Después escribo todo lo que voy a decir. Me pongo delante del ordenador y en un programa de texto me pongo a teclear todo, absolutamente todo lo que voy a decir. Y esto es un tiempo muy bien invertido, ya sea una charla de una hora y media o una píldora de cinco minutos. Porque mientras escribo cada una de las frases pienso qué voy a decir, pero también cómo lo voy a decir. Incluso hago anotaciones sobre mi lenguaje no verbal o las pausas que tengo que hacer durante mi discurso. Una de las ventajas de escribirlo todo es que de un vistazo puedo ver (gracias a los títulos que intercalo) cuánto estoy dedicando a cada una de las partes en las que divido la conferencia. Y si veo descompensaciones las corrijo.

 

Otra de las ventajas de tener todo el texto escrito es que después lo grabo en audio. Para conferencias o charlas largas utilizo una aplicación que permite transformar un texto escrito a hablado por una voz del ordenador. No queda excesivamente natural pero me vale. Si es una píldora corta como la del jueves, lo grabo yo mismo mientras lo leo. Tener el texto en un archivo de audio me permite llevarlo en el móvil y escucharlo durante los numerosos viajes que hago. De esta manera me doy cuenta sobre lo que funciona y lo que no, sobre lo que es demasiado largo o corto, o lo que no está bien explicado. Y voy corrigiendo el texto una y otra vez. Y voy grabando el audio una y otra vez.

 

Al final de tanto escribirlo y de tanto escucharlo me lo aprendo. Y paso a la última fase: la grabación en video. Me grabo en video porque pienso que es muy importante el lenguaje no verbal, al igual que es muy importante el lenguaje verbal. No recito de memoria la charla, pero es muy importante coger fluidez y concreción al hablar. Y esto únicamente se logra ensayando una y otra vez y otra vez y otra vez.

 

Cuando termino una conferencia y los asistentes no se dan cuenta de todas las horas que he invertido en ella e incluso piensan que ha sido casi improvisado, me voy con la satisfacción de haber hecho un buen trabajo en la preparación.

 

Mi píldora para el InnoBar se titula «Reflexiones sobre la enseñanza del trabajo en equipo». Y si el jueves día 12 de marzo tienes libre de 19:00 a 20:00, no dudes en pasarte por el Zero Café en la Calle San Blas 11 de Valladolid. Seguro que pasas un rato divertido y aprenderás un montón de cosas.

 

Gracias por leer.

 

Raúl García Díaz es director de la consultora de recursos humanos Entrepersonas

www.entrepersonas.com

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: