Pedro original

Menudo Panorama

Pedro Santa Brígida
Periodista

Amancio Ortega y las donaciones

Amancio%20isa%20serra detail

La ideología no cura enfermedades, la colaboración público-privada sí, está demostrado que genera grandes beneficios a la sociedad cuando se lleva a cabo de manera práctica e inteligente.

Ortega y Gasset se refería de vez en cuando a “la España próxima a la idiotez. También Churchill, Bon Bismark y otros personajes históricos hicieron en su día comentarios sobre esa cualidad innata de los españoles para despedazarnos entre nosotros mismos. Pasan los años, los siglos y hasta los milenios, pero la idiotez persiste y persistirá. Tiene que ver con la naturaleza humana en general y la idiosincrasia patria en particular.

 

Y ahora con las redes sociales, la idiotez se ha disparado a niveles insospechados hace tan sólo una década. Ejemplo de lo dicho, la trifulca que todavía tiene como protagonista a Amancio Ortega, el copromotor de Zara (Inditex), debido a sus generosas donaciones de aparatos tecnológicos a los hospitales públicos españoles para luchar contra el cáncer. Twitter, ese maravilloso lugar donde cualquier ignorante puede dar lecciones magistrales sobre todo tipo de cuestiones, ha explotado con más de 150.000 comentarios (tuits) en poco más de 48 horas.

 

La mecha la encendió la candidata de Podemos a la Comunidad de Madrid, Isabel Serra. Tras ella, la cúpula y media tropa del partido morado ha cerrado filas poniendo a parir a Amancio Ortega por esa ‘caridad’ mal entendida. Pablo Iglesias, Irene Montero, Pablo Echenique, etc. han puesto el grito en el cielo porque no se puede consentir que un multimillonario facilite a la sanidad pública equipos oncológicos de última generación “porque una sanidad pública digna no acepta limosnas de alguien que no paga los impuestos que le corresponden y no respeta los derechos de sus trabajadores…”. También ha tenido Amancio Ortega sus miles de defensores, bastantes más que detractores; entre los políticos Albert Rivera, Ignacio Zoido, Isabel Díaz Ayuso, etc., que han destacado la generosidad del empresario y le han manifestado su agradecimiento por el detalle de haber puesto más de 500 millones de euros en los últimos años en diversas acciones solidarias.

 

Isa Serra tiene 29 años, es activista política, con estudios universitarios, no hay constancia de que haya trabajado en empresa alguna y ha ejercido como diputada de Podemos los últimos 4 años en la Asamblea de Madrid. Amancio Ortega tiene 83 años, no tiene estudios universitarios, empezó a trabajar a los 14 años, ha creado más de 170.000 empleos en el mundo (50.000 en España) y pagó en impuestos el pasado año 1.613 millones de euros.

 

Volviendo a la idiotez. Está claro que todos los españoles aspiramos a una sanidad pública suficientemente financiada con nuestros impuestos, que somos conscientes de que donar aparatos oncológicos por valor de unos cientos de millones de euros no significa ningún esfuerzo exigente para el propietario de Inditex, que hay por ahí multimillonarios, como Bill Gates, que donan cantidades muy superiores de dólares… Hay quienes piensan que el dinero público llega para todo, pero no es así.

 

En la trifulca promovida por Serra en Twitter se detecta un tufo electoral que, como es habitual en estos casos, contamina cualquier análisis sensato. Es probable que así se active a los votantes de Podemos, verdadera intención de este debate que pone en el punto de mira al ‘rico’, al empresario que gana un montón de pasta, sin detenerse a entender el beneficio social que supone que Ortega cree empleo o que pague los impuestos que exige la ley. Se le ha acusado incluso de tener que pagar más impuestos, cuando no lo demandan ni las haciendas de los múltiples países en los que cotiza por sus negocios.

 

La sanidad pública española funciona, en general, bastante bien, sólo hay que darse una vuelta por el mundo para comprobarlo. A pesar de ello, es evidente que hay carencias en equipamientos y en recursos humanos en numerosos centros sanitarios, por ello soy de los que opino que todo lo que llegue, tiene que ser bien recibido. Y aprovechado. “A caballo regalado, no le mires el dentado” (o el diente), ojalá hubiera muchas más donaciones para el ámbito sanitario.

 

La ideología no cura enfermedades, la colaboración público-privada sí, está demostrado que genera grandes beneficios a la sociedad cuando se lleva a cabo de manera práctica e inteligente. La inmensa mayoría de los profesionales sanitarios que han recibido los equipos donados por Ortega en sus hospitales están encantados con disponer de más medios para realizar su complejo trabajo. No digamos los enfermos de cáncer y sus familiares. También hay detractores, como no, aunque me temo que pertenecen a esa minoría nada silenciosa.

 

Amancio Ortega merece respeto, menos envidia y algo más de empatía. Al fin y al cabo, sólo es un currante, con habilidad para el emprendimiento y talento para generar beneficios, que ha sabido ganar dinero, mucho dinero. No es ningún demérito. Hay que ir superando la desfasada creencia de que todos los empresarios son unos explotadores sin alma. En cualquier profesión o ámbito social hay buenos, regulares y malos. ¿O no?

 

Fue uno de los padres del comunismo, Friedrich Engels, hacia mitad del siglo XIX, el que dijo sobre los empresarios que “primero chupáis la sangre a los trabajadores y luego practicáis con ellos autocomplacencia filantrópica, presentándoos ante el mundo como benefactores”. Pero eso fue hace casi 200 años. El mundo es otro, la idiotez no.

Comentarios

epi 03/06/2019 17:11 #9
no aceptar nni un euro de este viejo mafioso
Un "estúpido" con dignidad 27/05/2019 18:45 #8
Me hace gracia la petulancia del que escribió este articulito. Primero, debería usted saber que de esos 300.000 millones recuperara como una tercera parte por su "generosa" donación. No lo hace por altruismo, no lo alabéis como salvador. 2- tal vez estaría bien esa donación si no hubiera eludido unos 600.000 millones mediante ingeniería fiscal que está muy próxima a la ilegalidad. 3 límpiate la boca.anda, que sigues con mierda de la lamida de culo que le has hecho al Sr. Ortega. P.D: Hay cosas que pese a ser de hace 200 años siguen vigentes a día de hoy. P.D: En este caso, lo que usted llama estupidez es en realidad dignidad. Pero es normal que no lo entienda, cuando no se tiene de eso.
Vb 23/05/2019 15:51 #7
Idiotas si que hay muchos, sobre todo los que se creen superiores a los demás como el que escribió esto. La frase de engels tiene más valided que nunca, empresarios que amasan fortunas a costa de sus trabajadores, y de lo que desfalcaron a hacienda, y después sueltan alguna limosna de vez en cuando para que gente como tú le haga el juego, y lo pongan como un salvador. Que le pregunten a las miles de gallegas que trabajaron para él en sus primeros años de las cuales mas del 60% sin contrato,sin apenas cobrar y jornadas maratonianas en sus propias casas y en pequeños talleres. Sin escrúpulos y a costa del sudor de los demás cualquiera monta un imperio.
P. Pinto 23/05/2019 11:37 #6
Hay más tontos que botellines 😂
P. Pinto 23/05/2019 11:35 #2
Más vale pájaro en mano... Hay más tontos que botellines....
Carlos 23/05/2019 10:14 #1
Muy buena disertación. No obstante, aunque coincido en parte creo por otro lado que habría que plantearse y pensar. Por qué D. Amancio Ortega compra esos aparatos y no dona en si mismo el dinero, hecho del que no se hubiera enterado nadie y no habría noticia alguna? Quizás si nos vamos a los porqués y a los para ques encontremos la verdadera motivación. Por otro lado. Engels efectivamente puede ser considerado uno de los filósofos en los que se basó Marx para su socialismo marxista u padre del comunismo.... Pero no dejo de. Ser un filósofo. Por ende dejemos de estudiar a Platón o Aristóteles o Kant o Nietzsche. Porque haces los mismos o más años... Discúlpeme Usted pero no sé de qué corriente ideológica es pero los filósofos se estudian todos porque llevan en si mismo al igual que es filosofía sus verdades y sus incongruencias pero en si mismas formas del pensar humano. Un saludo

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: