Silueta2saul original

El base atómico

Saúl Asensio

Basket añejo y tiempo de play off

Blog baloncesto saul detail

La próxima F4 de la nueva FIBA Champions League que se disputará en Tenerife sabe a otra época. Nos retrotrae a etapas anteriores del baloncesto, cuando nos enamoramos de él. Su gusto a basket añejo me ha seducido cuando he podido seguir su desarrollo a lo largo de esta temporada. Cuatro equipos; un francés, Mónaco, un turco, Banvit, un italiano, Venecia y el anfitrión CB 1939 Canarias (denominado Iberostar Tenerife) como una muestra más de su excelente temporada, han accedido merecidamente a la primera F4 de esta competición que se juega desde este miércoles.

En una deriva de la élite del baloncesto cada vez más empresarial, repito que esta BCL tiene el encanto de lo clásico. Con el baloncesto en Europa nuevamente dividido institucionalmente ya que la ULEB y la FIBA organizan y tutelan competiciones diferentes difíciles de catalogar, yo diría para asemejarlo al antiguo formato, y siendo un poco sintéticos, que esta BCL podría ser comparable a la mítica Copa Korac por calidad y número de equipos.

 

Más abierta a otras competiciones nacionales que las competiciones ULEB Euroliga y Eurocup, la BCL se inició con una representación muy amplia salida de casi todos los rincones de Europa, por lo que el camino hasta la F4 que se disputa en la “hamburguesa”, el Santiago Martín tinerfeño, lógicamente no ha resultado fácil para sus participantes. Hemos podido seguir por televisión al conjunto de Txus Vidorreta, un entrenador exigente e ideal para un histórico de estructura sólida como el Iberostar Tenerife, que viniendo desde abajo, con paciencia y mucho esfuerzo ha sabido sacar rendimiento a los limitados recursos de los que dispone. Me alegro que un trabajador nato como Txus, que fue opción preferente en su momento para dirigir a CB Valladolid en ACB, pueda por fin optar a un título continental.

 

El CB Canarias de siempre, aquel club radicado en La Laguna capaz de codearse en los ochenta dentro de la ya mencionada Korac con lo más granado del basket europeo, ha recuperado esa esencia la presente campaña. Su meritoria trayectoria por la vigente Champions League de la FIBA le ha valido para terminar primero de grupo y después para eliminar a dos conjuntos con títulos en sus vitrinas y mucha más tradición a nivel internacional como el Paok Salónica griego y el Asvel Villeurbanne francés.

 

Los tinerfeños están muy arropados por su afición aunque confiemos que no sientan pánico escénico, pues ya cayeron en su feudo en un par de partidos (Estrasburgo y Avellino) del Grupo D de la presente BCL. Su oponente en la a priori igualada semifinal 2 es el Reyer Venezia italiano que cuenta en su roster con el pívot austriaco Benjamin Ortner al que quiso incorporar para la 2012-13 CB Valladolid. El cuadro del intenso coach Walter De Raffaele marcha segundo de la seria A transalpina y colideró el Grupo B deshaciéndose después para alcanzar esta F4 de sus compatriotas del Avellino y del turco Karsiyaka, contra el que ya se enfrentó en la fase previa.

 

La otra semi tampoco desmerece, los otomanos del Banvit liderados por el espectacular base americano Jordan Theodore y el líder aventajado de la ProA gala, el Mónaco, que luce varios ex ACB en sus filas como Caner-Medley, John Bryant o Gladyr, disputarán un encuentro de alto voltaje, también repetido desde la fase de grupos donde ya coincidieron con reparto de triunfos. Los monegascos, como CB Canarias, fueron líderes destacados del Grupo A para en octavos imponerse al AEK Atenas y en cuartos hacer lo propio con el Dinamo Sassari italiano, un club señor al que tuve oportunidad de visitar en 2011.

 

En resumen, en la isla se está viviendo una reedición, obviamente salvando las distancias que las hay, de aquellas F4 de la Copa de Europa de finales de los ochenta y principios de los noventa, donde seguro no va a faltar la emoción y la sensación de ser parte de un evento único para participantes, aficiones y por ende para la ciudad y todo su entorno.

 

Pero este viernes también será tiempo de play off, el Ciudad de Valladolid se ha ganado con mucho esfuerzo en su segunda temporada de vida disputar el ascenso a la LEB Oro. Por suerte, el equipo de una capital de basket como es Pucela, va a probarse de nuevo con vistas a combatir por cotas más elevadas como lo hizo su predecesor CBV por última ocasión hace dos campañas, en su caso para aspirar a la elitista ACB.

 

Indiscutiblemente la mano de Paco García ha tenido mucho que ver en ello. Un entrenador de carácter y nivel ACB, que ha debido pasar una travesía del desierto hasta ensamblar su alta exigencia con un mundo cercano al amateurismo en cuanto a jugadores, medios y herramientas de trabajo. Pero su valiosa experiencia ha sido clave para un imberbe club como el CBCV.

 

El tesón de García ha hecho de una plantilla en general joven y que en su mayoría compagina el baloncesto con otras ocupaciones, diera definitivamente en estas últimas jornadas un paso adelante y se comportara como lo que es actualmente, el máximo representante de una ciudad de gran tradición baloncestística, lo que lleva implícito una responsabilidad mayor que en otros lares de la misma categoría.

 

ero con la escasez de recursos que ha vivido, el éxito de Paco García es haber metido al equipo en play off e ilusionar a sus seguidores. Se han subido de golpe varios escalones para un club cuyo crecimiento no va a la par de la reivindicación del entorno. Ahora hay que intentar aprovecharlo, disfrutando, sin presión aunque con ambición, a pesar de la desventaja con los rivales que encontrará por el camino, consciente de que se tiene delante una oportunidad para dar argumentos y tocar conciencias de los que pueden poner dinero, agitando el deseo de todos los que piensan con razón que el techo de esta ciudad no puede ser la LEB Plata.

 

Vi al equipo muy enchufado en la segunda parte contra uno de los favoritos al ascenso como Covirán Granada, esa dinámica positiva te invita a pensar en que se pueden superar nuevos obstáculos. Sin embargo, el viernes se parte de cero en una eliminatoria a cinco partidos y sin factor cancha, Alicante es un desplazamiento incómodo y en mi opinión hubiera sido mejor jugar contra Óbila, un derbi regional que a lo deportivo sumaría otra serie de pluses añadidos. Pero confiemos en que la estela actual por la navega el cuadro carmesí le haga tener opciones de pasar a semifinales, ante un oponente al que recordemos ha ganado en los dos enfrentamientos de fase regular.

 

Por otra parte, esa ambición y fe, el hambre necesario, es lo que ha demostrado un año más el conjunto que ha dirigido el hacedor de ascensos. Porfi Fisac ha devuelto deportivamente a la ACB al Gipuzkoa Basket siendo ese entrenador capaz de hacerte creer, de motivarte para volar, de ser el líder en el que apoyarte, de formarte y exprimirte hasta sacarte lo mejor. Mi respeto y admiración por Porfi va mucho más allá de los tres años que tuve la fortuna de compartir éxitos con él y mejorar en mi parcela dentro del club morado bajo su extrema exigencia. Una de las cosas que siempre me gustó de él es como su alta capacidad camina paralela a su falta de delirios de grandeza. Siempre con los pies en el suelo. Mi efusiva enhorabuena desde aquí para el coach segoviano.

 

Y por último, mi reconocimiento a toda la gente de CB La Flecha que con organización y modestia, superando las dificultades clásicas de la falta de medios en el día a día, luchan por mantenerse en Liga EBA. Su entrenador, Roberto González, es uno de esos talentos de los banquillos con el que por suerte trabajé varios años en el ¿extinto? CBV y que desde su anonimato actual se ha dejado la piel cada jornada con lo que tiene, habiendo demostrado con creces a lo largo de toda su trayectoria ser un técnico que está muy por encima de la cuarta categoría del basket nacional.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: