Hablemos de sexo
Cyl dots mini
Dani original

El alumno incorrecto

Daniel Álvarez Valdés
Blog de actualidad

Hablemos de sexo

Sexo,%20pareja,%20amor detail

Ante el repunte de las infecciones de transmisión sexual y las cifras de agresiones sexuales y delitos de esta índole crece la relevancia de que el tema deje de ser tabú y la educación sexual no dependa de la pornografía.

Hablemos de sexo. Más que una invitación es una necesidad a la luz de los datos que reflejan un repunte en las infecciones de transmisión sexual como la sífilis, clamidia o la gonorrea. Sin olvidarnos que el sida, una enfermedad que recuerda a décadas atrás, sigue presente. Y es tan fácil prevenirlas como usar preservativo, algo que por lo visto, en muchas generaciones y también en los adolescentes, no está todo lo extendido que debiera.

 

Por eso, hablemos de sexo. Para que no sea la pornografía la maestra de las personas más jóvenes, sino que sean sus familias o educadores los que trasladen este conocimiento en etapas vitales tan efervescentes como la adolescencia. En las cuales, por cierto, aumenta la frecuencia de relaciones coitales. El porno es ficción y lo que pasa en la pantalla es irreal. Son actores y actrices interpretando un papel. Una ficción que llega a los móviles con facilidad, también a los de esos niños y niñas que con 11 o 12 años ya se interesan por la sexualidad.

 

Hablemos de interrupción del embarazo. Porque es mucho mejor que las jóvenes conozcan la teoría y así evitar tener que experimentar la práctica. No banalicemos el aborto, ni la pastilla del día después, ni la píldora anticonceptiva. Dediquemos tiempo a hablar de ello, de sus pros y de sus muchas contras, también a nuestros hijos varones. Que conozcan las implicaciones y que tengan prácticas seguras.

 

Hablemos de sexo con amistades porque no solo los adolescentes adolecen de nociones básicas al respecto. El condón es un aliado muy poderoso que adultos hechos y derechos desconocen, intencionadamente o no. Fuera las excusas de los hombres, fuera la sumisión de las mujeres que aceptan bajo chantaje relaciones sin protección. Seamos firmes en este punto, ellos y ellas, y hagamos pedagogía al respecto.

 

Hablemos de sexo para acotar los mitos machistas que, aunque afortunadamente cada vez más arrinconados, aún siguen muy presentes. Necesitamos relaciones sexuales de igual a igual donde la responsabilidad afectiva sea imprescindible, donde haya cuidados, y en las cuales el placer sea para todos. Si no hay consentimiento, si no hay disfrute por ambas partes, no debe haberlo por ninguna. Para fomentar prácticas seguras, fundamental en el plano sexual, primero hay que conocer el uso de métodos anticonceptivos. Como en todo lo demás, necesitamos una visión feminista para acabar con la lacra de agresiones sexuales que son hoy en día otra pandemia.

 

Derribemos los tabúes. Vaginal, oral, anal, masturbación, caricias, besos y abrazos. Exploremos el clítoris y aprendamos sobre el punto G. Normalicemos la menstruación. Probemos juguetes. Reconozcamos que hay mucho más allá de la penetración. Perdamos el miedo a la enfermedad, pero nunca el respeto, ni el sentido común. Hablemos de sexo sin rubor ya que ese aprendizaje nos será, a todos, de mucha utilidad.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: