Andres seoane fuente original

Educacción Digital

Andrés Seoane Fuente

¿La universidad en el móvil?

Universidad movil detail

Estudiar en una universidad online es una opción que crece constantemente entre los alumnos. No obstante, sigue habiendo instituciones académicas que se resisten a aceptar este cambio. ¿Tienen motivos para hacerlo? ¿Hay algún sentido en que la enseñanza presencial se mantenga inamovible? ¿Pueden las universidades permitirse el lujo de no adaptar su página web a un diseño cómodo y accesible desde el móvil? Los datos responden: no.

 

Según un reciente estudio elaborado por Cambridge Assessment International Education, un departamento de la University of Cambridge, el 64% los estudiantes españoles de entre 12 y 19 años completa los deberes que se llevan a casa desde el móvil. Si los centros educativos de la ESO y Bachillerato ya ‘caben’ en los smartphones de los alumnos… ¿No debe ser casi obligatorio que también lo haga la universidad? Las cifras que arroja el informe de esta institución indican, además, que España se sitúa entre los países donde el uso del teléfono con fines educativos es más popular entre los jóvenes, junto a países como Argentina (85%) e Indonesia (81%).

La transformación digital que cada día gana terreno en todos los ámbitos de la vida, no ha hecho ninguna excepción con la esfera educativa. A este uso del Smartphone por más de la mitad de los estudiantes, se suma que casi tres de cada cuatro (exactamente el 73%) se sirven en sus hogares del ordenador como herramienta para desarrollar las tareas que se llevan de sus centros educativos a casa.

 

Como no podía ser de otra manera, el uso de la tecnología no se circunscribe únicamente a los hogares de los alumnos. Las respuestas de los estudiantes apuntan a que la mitad emplean el ordenador de sobremesa en sus clases, seguidos de las pizarras digitales (45%) y, de nuevo, los teléfonos móviles inteligentes (35%). Los docentes, parte igualmente indispensable en el proceso de enseñanza-aprendizaje, usan la pizarra digital (41%), el ordenador (27%) y la tablet (26%) como herramientas principales en las aulas.

 

La universidad, como institución encargada de la generación de conocimiento y su posterior transferencia a la sociedad, tanto en conceptos teóricos como en su aplicación práctica y las posibles mejoras para la vida diaria en que pueda traducirse, no puede dar la espalda a la realidad que se ha apoderado de todas las actividades de la vida diaria. La transformación digital y la utilización de la tecnología ganan terreno cada día. En todos los sectores profesionales. Y, por supuesto, también en el ámbito académico, desde la primera hasta la última etapa educativa.

 

Si los jóvenes ya usan el ordenador y el móvil como parte indisoluble de su formación, ¿es factible que la universidad siga concibiendo la enseñanza como casi exclusivamente presencial? No hay posibilidad de seguir ignorando todos los cambios que suceden cada día. De continuar así, no podrá ponerse remedio a esta situación a tiempo. El daño a medio y largo plazo puede ser irreparable. Y los encargados de la toma de decisiones para modificar las estructuras actuales en este sentido, se arrepentirán durante mucho tiempo. Hay que actuar y dejar de preguntarse con incredulidad: “¿La universidad en el móvil?”.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: