Andres seoane fuente original

Educacción Digital

Andrés Seoane Fuente

Educación online. Flexibilidad y personalización

Educaci%c3%b3n online flexibilidad personalizaci%c3%b3n detail

Con la educación sucede hoy lo mismo que con casi cualquier otra cosa. Lo queremos ahora, es decir, cuando mejor nos viene, y que, además, responda a nuestras necesidades personales, teniéndonos en cuenta como individuos y no como un integrante más de un colectivo. Queremos formarnos, queremos aprender y que, además, nuestra experiencia educativa sea única. Todo ello rodeado de un entorno cambiante, vertiginoso y que exige estar actualizados casi al minuto. Y si existe una solución que se acerque lo máximo posible a esta lista de deseos, se basa en la metodología de la formación online.


El trabajo se ha transformado por completo. Es fácil escuchar que se ha acabado “eso de estar toda la vida en la misma empresa”. Y es cierto. El mercado hoy es blanco y mañana multicolor. Y necesitamos adherirnos a esa nueva gama cromática porque, de lo contrario, nos quedaremos fuera. Un lujo que no podemos permitirnos. ¿Es posible, con este panorama, tener tiempo para dedicarlo a la formación? Porque es evidente que más que necesario, es imprescindible. Y sí, podemos hacerlo. Pero probablemente fuera de un aula física, como por ejemplo por las noches, en el sofá de casa. Quizá en nuestros trayectos hasta nuestro puesto de trabajo. O tal vez los fines de semana, cuando se presente la posibilidad de juntar una o dos horas y emplearlas en nuestro aprendizaje.


La formación online es la respuesta a este contexto que sufre modificaciones de un modo rápido y continuo. La flexibilidad de que una universidad se adapte a nuestros horarios, a nuestras necesidades, a las obligaciones de nuestro trabajo o nuestro ritmo de vida personal y familiar, existe. Y debemos aprovecharla. Acceder al aula virtual desde el móvil, la tablet o el portátil, cuando mejor nos venga y de un modo cómodo y sencillo, es una oportunidad que no debe desperdiciarse.


Además, ese grado de personalización que buscamos en otros temas, podemos obtenerlo también en el caso de nuestra experiencia educativa. Comunicarnos con los profesores por email, a través del buzón del campus virtual o en los chats de los trabajos o estudios de caso que realicemos, modela nuestra formación en función de cómo queramos que sea. Rompe las barreras del espacio y el tiempo. Se adapta, en definitiva, a nosotros.


Las tan manidas profesiones que aún están por crearse, no aparecerán de la noche a la mañana, un día cualquiera, como por arte de magia. Por ello, ahora más que nunca, es imprescindible mantener una formación constante, a lo largo de toda la vida –un concepto que por novedoso que suene, ya era un pilar fundamental para el Padre Manjón-. Y para llevar esta obligada actualización al día, el amplio abanico de posibilidades que presenta ante nosotros estudiar en una universidad online, es demasiado conveniente y apetecible como para dejar que se nos escape sin, al menos, probar y decidir después con el criterio que nos hayamos formado al respecto. Puede que, como decíamos al principio, sí haya una solución. Educación online. Flexibilidad y personalización.
 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: