Andres seoane fuente original

Educacción Digital

Andrés Seoane Fuente

Ciberseguridad, big data y asistentes virtuales

Ciberseguridad detail

El post de Andrés Seoane en Tribuna de Valladolid.

La importancia de la ciberseguridad y el big data son incuestionables. Su papel en el día a día sube peldaños sin parar, impulsado por el aumento en el consumo de tecnología, el desarrollo de la inteligencia artificial, el auge de los E-Sports, el incalculable ritmo de generación de datos… Con sólo observar a nuestro alrededor, podemos percibir esta realidad. Información, creándose y moviéndose en cantidades incontables, 24 horas al día. El volumen es de tal magnitud que es básico reunir y procesar esos datos y protegerlos de posibles amenazas virtuales. Una razón más que suficiente para que cursar un máster oficial en ciberseguridad o un máster oficial en big data sea una opción que gana enteros para cualquier perfil de estudiante.

 

Pongamos un ejemplo, totalmente de actualidad en cualquier medio de comunicación, sea cual sea su soporte. Los famosos asistentes virtuales. Por poner unas cifras que nos dibujen el panorama actual, la consultora Deloitte calcula que en 2019 este sector alcanzará una cifra de negocio de 7.000 millones de dólares sólo en Estados Unidos, lo que se traduce en la instalación de un total de 250 millones de unidades hasta que termine diciembre. Basta con ‘googlear’ asistentes virtuales y las ofertas y noticias inundan nuestros móviles y ordenadores. Sus aplicaciones, qué duda cabe, son infinitas. Pueden ayudarnos en la pelea constante del día a día, servir de recordatorio, conectar nuestro hogar con todos los dispositivos, facilitarnos cualquier cosa cotidiana por pequeña o complicada que sea, y un inacabable etcétera.

 

Su utilidad llega hasta el punto de que Sherpa, una de las empresas pioneras en este campo, fundada en 2012 por el español Xabi Uribe-Etxebarria, ha desarrollado una inteligencia artificial predictiva. Un asistente virtual que aprenda del usuario, de sus rutinas y sus gustos, de lo que prefiere y lo que evita, para facilitarle la información diaria antes de que la demande, configure el sistema de calefacción a las horas a las que le venga mejor o elija la música que quiere escuchar sin que le dé tiempo a verbalizarlo. Aquí es dónde el análisis de datos (de muchísimos datos) hace su irrupción en escena, convenientemente ataviado, por supuesto, de un mecanismo de protección que impida el fácil acceso a toda esa información.

 

Si nuestro asistente virtual puede llegar a saber tanto de nosotros como para ofrecernos lo que queremos antes de que lo queramos, entrar en nuestra casa a robar, por poner un ejemplo al azar, no será menos sencillo para alguien que tenga en su poder esta información porque no hemos sabido resguardarla convenientemente.

 

Las salidas profesionales en el sector de la ciberseguridad, así como en el del big data, no sólo son muy variadas en el presente, sino que con el desarrollo de la tecnología no dejarán de crecer. Es un momento óptimo para formarse, para entrar en dos áreas de actividad con unas increíbles perspectivas de futuro, que ya hoy empiezan a dar síntomas de que es difícil encontrar perfiles adaptados a las necesidades reales de las empresas. Si se pregunta a qué podría dedicarse para tener garantizada una alta demanda en el mercado laboral, recuérdelo: ciberseguridad, big data y asistentes virtuales.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: