Valladolid demuestra su poderío gastronómico en la segunda jornada de Alimentaria