Valladolid conquista el corazón de Madrid fusión a través... del estómago