La antigua Hípica Militar de Valladolid, preparada para recibir a miles de moteros