El Cristo del Perdón llama a la devoción