El ascensor de la Catedral de Valladolid abre por fin sus puertas