El nuevo Mercado del Val sopla la primera vela de la tarta con un balance "satisfactorio"