La ciudad se viste de feria y de gastronomía