¿Se sienten vigilados los salmantinos por las cámaras de seguridad?