Cristóbal, el futuro de un showman que quiere decir adiós a una pesadilla