Juan Carlos Alonso, el "animal radiofónico" que soñaba