Murphy y Fernández, tras el Avenida - Girona