Los libros de la vuelta al cole, un dolor para el bolsillo de las familias de Valladolid