Arias Cañete recomienda ducha de agua fría