Zidane, sobre la sanción FIFA: "Es absurda e injusta"

Zinedine Zidane en rueda de prensa durante el Open Media Day del Real Madrid

El entrenador del Real Madrid, Zinédine Zidane, ha calificado de "absurda e injusta" la sanción de la FIFA al club blanco por irregularidades en la incorporación de futbolistas extranjeros menores, y ha afirmado que "no" entiende el castigo y que confía en que las cosas se solucionen "rápido".

"Es absurda e injusta. No he hablado con mis hijos, pero les explicaré por qué no pueden jugar y les diré que tienen que tener paciencia", señaló en la rueda de prensa previa al partido de este sábado ante Osasuna.

En este sentido, el técnico francés aseguró que no comprende cómo a sus propios hijos no se les permite jugar. "No entiendo nada. El club intenta hacer lo mejor posible. En concreto, mis hijos han nacido y han vivido aquí, es absurdo que no puedan jugar al fútbol. Tenemos que esperar y espero que se resuelva pronto. Me molesta", indicó.

"Las cosas son absurdas y el club va a hacer todo lo posible por cambiarlo. Vamos a esperar porque es una sanción que acaba de salir. Espero que las cosas se solucionen rápido. Hablar no va a cambiar nada ahora", prosiguió.

Por último, el preparador madridista señaló que no tendrán problemas para resistir dos mercados de fichajes sin realizar incorporaciones. "No nos va a perjudicar. Estoy contento con la plantilla, es muy larga y tengo 24 jugadores a disposición. Estoy contento y si tenemos que estar dos o tres años así voy a hacerlo", concluyó.

Este jueves, el Comité de Apelación de la FIFA decidía rechazar los recursos presentados por Atlético de Madrid y Real Madrid y confirmaba las sanciones para ambos clubes por irregularidades en la incorporación de futbolistas extranjeros menores, por lo que ninguno de los dos clubes podrá realizar fichajes en las dos próximas ventanas y ambos deberán responder a sendas multas económicas.

Según el organismo rector del fútbol mundial, ni rojiblancos ni madridistas podrán fichar en el mercado de invierno ni el de verano de 2017. Además, el Real Madrid ha sido multado con 360.000 francos suizos -más de 328.000 euros-, y tendrá 90 días para regularizar la situación de todos los jugadores implicados.