Zarpazo del Real Valladolid con una victoria muy valiosa en Zaragoza (0-2)

El portero Julio Iricibar frena una ocasión de gol del Real Zaragoza. HERALDO

El equipo blanquivioleta arranca tres valiosos puntos en La Romareda ante un candidato al ascenso. Cabrera en propia puerta del Del Moral de penalti marcaron en los primeros minutos de cada periodo.

Real Zaragoza (0): Manu Herrera; Isaac, Iñaki Olaurtúa (Sergio Gil, min. 72), Cabrera, Rico; Erik Morán, Dorca; Pedro, Hinestroza (Jorge Díaz, min. 64), Ángel; Ortuño.
 

Real Valladolid (2): Julio; Hermoso, Samuel, Marcelo Silva, Chica; Álvaro Rubio, André Leao (Timor, min. 34); Manu del Moral (Guzmán, min. 53), Tiba, Juan Villar; Rodri (Diego Rubio, min. 85).
 

Goles: 0-1, min. 2: Cabrera (p.p.). 0-2, min. 46: Manu del Moral (penalti).
 

Árbitro: Saún Ais Reig (Comité valenciano). Amonestó a Rico y Ángel por el Zaragoza, y a Julio, Hermoso, Rodri y Diego Rubio por el Real Valladolid.

 

Incidencias: Partido correspondiente a la decimotercera jornada de la Liga Adelante disputado en el Estadio de La Romareda ante unos 20.000 espectadores. Antel del comienzo se guardó un minuto de silencio mientras sonaba el himno de Francia en repulsa por los atentados del pasado viernes en París.

Con bajas, con problemas después en el partido por lesiones, sin los dos porteros del primer equipo. Pero el Real Valladolid ha dado un paso importante en su reconstrucción tras la salida del banquillo de Garitano y el relevo de Miguel Ángel Portugal. Quizá el encuentro de La Romareda haya sido el más serio de esta nueva etapa que indica, fundamentalmente, que el equiopo está a tiempo de presentar su candidatura y afrontar los ambiciosos objetivos de esta temporada.

 

La victoria se cuajó en dos acciones al comienzo de cada periodo. Apenas arrancó el partido, los aragoneses encajaron el primer tanto en una acción de rebote que tuvo de protagonistas a Villar, por parte visitante, Cabrera y al portero Manu Herrera, en los que rebotó su primer remate. Tras el descanso, un discutido penalti transformado por Manu del Moral, que luego se lesionó, puso el encuentro en una buena dinámica para un Valladolid muy serio, muy bien plantado en el campo, tocando el balón con criterio y sin dejar apenas crear ocasiones al equipo local.

 

Un triunfo, en definitiva, con muchos nombres propios porque desde Julio en la portería, supliendo la ausencia de los dos guardametas habituales, hasta el trabajo de los dos centrales, Hermoso, Tiba, Álvaro Rubio, Timor..., el Valladolid ofreció muy buenas sensaciones aunque ahora debe recuperar lesionados, porque en Zaragoza sumó dos más por culpa de problemas musculares que dejaron fuera a Leào y Manu del Moral.

 

El Valladolid salió muy reforzado con esta victoria para prepararse ante el siguiente choque complicado en Zorrilla el domingo (12.00 horas) ante otro candidato al ascenso como es el Atlético Osasuna.