Zapatos rojos toman la Plaza Mayor de Valladolid para llamar la atención contra la violencia de género

Los zapatos rojos lucieron este miércoles en la Plaza Mayor de Valladolid. JUAN POSTIGO
Ver album

La acción forma parte de una campaña de la Asociación Baba Yagá para visibilizar y denunciar la muerte violenta de mujeres en todo el mundo a manos de sus parejas. 

Entrar este miércoles entrar a la Plaza Mayor de Valladolid significaba encontrarse con un mar de zapatos rojos, casi abandonados a sus suerte allí, en el suelo, sino fuera porque estaban perfectamente ordenados y afilados. ¿Por qué? La razón era sencilla, más de lo que podría intuirse con estos más de 900 pares de zapatos instalados al raso.

 

Todo nació a raíz de la Asociación Baba Yagá, que lucha por los derechos y la igualdad entre hombres y mujeres en Valladolid, España y el mundo entero desde hace tres años. “Se trata de una campaña a nivel internacional con su origen en México, con Elina Chauvet, a raíz del asesinato de su hermana por violencia machista”, comienza explicando Patricia Velasco, de la Asociación. “Ella recopiló zapatos de 33 mujeres asesinadas por violencia de género en la ciudad y las puso en diferentes calles con la idea de sensibilizar a la población”.

 

De esta manera, la campaña “se ha ido desarrollando y extendiendo” y ha llegado hasta Europa, hasta España y hasta Valladolid, que se culmina este 25 de noviembre con el Día Internacional Contra la Violencia de Género.

 

“Desde agosto iniciamos esta campaña que ha consistido en recopilar zapatos de mujeres y niñas, zapatos de cualquier tipo, desgastados y usados que nos ha ido donando la gente. Después hemos ido renovándolos y pintándolos en diferentes talleres de la ciudad, para que cualquier persona pudiera colaborar”, ha hecho ver Velasco.

 

“Queremos hacer un llamamiento a la población, para que sean conscientes de que no es un problema que ocurra en una sola casa y de manera aislada, o en un pueblo, sino a nuestro alrededor, que sufren muchas mujeres”. Así, se pretende “visibilizar a aquella mujer que ha sido asesinada”, con cada par de zaparos para erradicar esta lacra.

 

Y la colaboradora de Baba Yagá se muestra más que satisfecha con el resultado. “Hemos tenido una colaboración genial. Han llegado todos de Valladolid y de algunos pueblos, y aunque se han ofrecido otros de fuera, no había recursos para traerlos”, incide Velasco. Desde luego, los cientos de personas que se han detenido en la Plaza Mayor para preguntar el por qué de los zapatos garantizan que la campaña ha sido todo un éxito .