Zancada pide ahora "disculpas" y Puente lo fía todo a la ejecutiva municipal de este viernes

El concejal y diputado dice que con sus declaraciones solo quería fijarse en los problemas de la sociedad. Todo hace indicar en que tras la solicitud de Óscar Puente de la retirada del acta como concejal, ambas partes han acercado posturas.

El culebrón Óscar Puente-Juan José Zancada ha dado un nuevo giro de tuerca. Ha sido esta tarde, durante una rueda de prensa, que ha ofrecido el concejal y diputado Zancada en el que ha pedido “disculpas” por si algún “compañero se ha sentido molesto”. El portavoz del grupo socialista en la institución provincial ha dicho que su intención era fijarse en los problemas de la sociedad.

 

Se refería así a la polémica entrevista concedida La ocho de Televisión Castilla y León en la que dijo que el PSOE debe vencer a León de la Riva "en las urnas y no en los tribunales”. Óscar Puente que había solicitado la retirada del acta como concejal del propio Zancada no ha querido entrar a valorar las disculpas hasta que la ejecutiva socialista no se reúna este vienes para dilucidar el futuro del político natural de Palacios de Campos (Medina de Rioseco).

 

No obstante, el candidato a la alcaldía y actual presidente del grupo provincial Óscar Puente ha dicho que todo el mundo tiene derecho a “equivocarse y rectificar”, ante lo que ha considerado “una deslealtad elevada al cubo”.

 

En una rueda de prensa convocada de forma urgente en las dependencias del Grupo Provincial Socialista en la Diputación, Zancada ha pretendido "zanjar" la polémica que asume que ha suscitado con sus declaraciones, ya que con ellas, ha recalcado, no pretendía "dañar la imagen del partido, ni de ningún compañero ni de un grupo político", sino trasladar una "posición".

  

No obstante, Zancada no se ha retractado de las críticas a la labor de oposición del Grupo que preside Óscar Puente, quien este miércoles le exigió la entrega del acta de concejal y que baraja la posibilidad de iniciar un procedimiento de expulsión del Grupo Municipal del también portavoz en la Diputación. En todo caso, ha recalcado que en ningún momento ha estado dispuesto a acceder a la petición porque considera que el acta "pertenece al partido" y no a él mismo.

  

Juan José Zancada ha querido apelar a la responsabilidad "como militantes" de trabajar de forma unida "con más ímpetu y más decisión" para trabajar por la sociedad española y para salir de la situación que actualmente vive el país "después de dos años de Gobierno del PP". Asimismo, ha aseverado que la gente "quiere que se hable de sus problemas y no de los del PSOE".

  

En este sentido, ha abogado por que el PSOE deje a un lado los "problemas internos" para erigirse como una "alternativa" de gobierno, al tiempo que ha querido expresar su apoyo a la labor de "todos los compañeros del PSOE" en "todas las instituciones", incluido el Grupo Municipal Socialista. Con ellos, ha manifestado que espera buscar más los puntos de unidad que los problemas suscitados por esta polémica.

  

En cuanto a la intención de Óscar Puente de tramitar su expulsión del Grupo Municipal, Zancada ha subrayado que "por suerte" el PSOE es un partido "muy democrático" y tiene entre sus principios "garantizar los derechos de sus militante", por ello, "ningún grupo político ni persona" puede tomar decisiones de ese carácter, sino que deben hacerlo los órganos competentes, como ejecutivas, comisiones y comisiones de garantías.

 

Por su parte, Óscar Puente ha reconocido que él mismo y sus compañeros de grupo -estaba acompañado por Pedro Herrero, Ignacio Herrán, Rafaela Romero, Luis Vélez y Victoria Soto-- estaban "en la idea" de plantear mañana la apertura de un expediente de expulsión de Zancada, y ha apuntado que no conocía la intención del concejal y diputado de convocar una rueda de prensa esta tarde.

  

Sin embargo, este "nuevo elemento" supone, a su juicio, que Juan José Zancada "reconoce" que "se ha equivocado" con sus declaraciones en la entrevista en La 8 de Rtvcyl. Asimismo, las ha calificado de "profundamente injustas y dañinas" con el trabajo del Grupo Municipal Socialista pues considera que llegó a "acogerse a las tesis del alcalde" al despreciar las acciones en materia urbanística.

  

"En las elecciones no se convalidan los hechos delictivos y de corrupción", ha aseverado Puente, quien considera, no obstante, que la labor del Grupo Municipal Socialista también tiene un componente social con su presencia en los barrios, como este jueves, cuando ha estado presente en el Centro de Mayores de las Delicias.

  

"Quien ejerce su libertad como Juan José Zancada de pronunciarse en los órganos del partido, no puede desmarcarse públicamente de las decisiones que él contribuye a tomar", ha advertido Puente, quien ha considerado esas críticas como "una deslealtad inadmisible".

 

El cisma en el partido socialista vallisoletano está ahora en manos de la ejecutiva municipal, aunque todo hace indicar que los dos protagonistas del sonoro enfrentamiento han podido acercar posturas en beneficio de la imagen del partido socialista en la ciudad del Pisuerga.

Noticias relacionadas