... y el Ayuntamiento asegura que ya ha solventado la situación de los terrenos

Debido al "indiscutible interés general" del nuevo complejo ferroviario y el avanzado estado de ejecución en el que se encontraban las obras, el Ayuntamiento se adelantó con la tramitación de una nueva modificación del PGOU.

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid ha asegurado que la situación de los suelos en los que se asienta el nuevo complejo de talleres ferroviarios de Renfe, cuya tramitación urbanística quedó anulada por sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) y confirmada por el Tribunal Supremo, ya se ha solventado con una nueva tramitación de la modificación del PGOU que justifica la necesidad de suelo y la somete a proceso de Evaluación Ambiental.

 

En un comunicado recogido por Europa Press, fuentes municipales han explicado que, debido al "indiscutible interés general" del nuevo complejo ferroviario y el avanzado estado de ejecución en el que se encontraban las obras, el Ayuntamiento se adelantó con la tramitación de una nueva modificación del PGOU cuando se conoció la sentencia del TSJCyL, en febrero de 2013.

 

Así, según el equipo de Gobierno, esta nueva modificación sólo está pendiente de que se publique su aprobación definitiva en el Boletín Oficial de Castilla y León. Este trámite "da cumplimiento" a la sentencia del TSJCyL mediante la justificación suficiente de la  necesidad suelo con destino residencial y señala que ya se ha sometido al procedimiento completo de Evaluación Ambiental, de conformidad con la legislación ambiental aplicable.

 

El Ayuntamiento ha añadido que interpuso recurso de casación ante el Tribunal Supremo en el que argumentaba la no necesidad de Evaluación Ambiental en el hecho de que el proyecto del complejo ferroviario "ya contaba con Declaración de Impacto Ambiental del propio Ministerio de Medio Ambiente" y de que el instrumento de planeamiento no era el marco de la futura autorización de ese proyecto, "por tratarse de una infraestructura ferroviaria que se rige por su propia legislación sectorial".

 

Asimismo justificó que la modificación no creaba suelo urbanizable nuevo y que el ámbito de la modificación es "coherente con los instrumentos de ordenación del territorio y con el Plan General de Ordenación Urbana vigente".

 

La resolución del Tribunal Supremo, dada a conocer este viernes por Ecologistas en Acción, rechaza el recurso presentado por el Ayuntamiento de Valladolid y la Junta de Castilla y León contra la sentencia del TSJCyL que aprobaba la Modificación del PGOU para el Área Homogénea 5, con la declaración de suelo urbanizable delimitado denominado sector 53 Ciudad Jardín San Isidro' y la delimitación de un Sistema General para ser destinado a la instalación del nuevo complejo ferroviario.