Y después de '12+1' años, Las Palmas vuelve a Primera

la tercera fue la vencida para un Las Palmas que ha dejado a un lado el mal trago vivido en la vuelta de la final del 'play-off' de ascenso del curso liguero pasado. Valerón jugará en Primera con 40 años.

 

VALERÓN VUELVE A 1ª CON 40 AÑOS

   

 Más allá del atino de Araujo, la temporada de Las Palmas está marcada por el regreso de Jonathan Viera, tras su paso frustrado por el Valencia, defraudar en Vallecas con el Rayo y deambular en Bélgica en las filas del Standard de Lieja, y la continuidad de Juan Carlos Valerón tras la decepción del curso pasado con la invasión de campo que privó el sueño amarillo.

  

A sus 40 años, Valerón es un símbolo para toda Canarias. Ha participado en 24 partidos a lo largo de la Liga, aunque solo en cuatro ocasiones ha arrancado desde el inicio. Su experiencia y su veteranía han sido de máxima importancia para guiar a un vestuario repleto de talento y de juventud, con la cantera como principal modelo deportivo.

La Unión Deportiva Las Palmas ha dejado de soñar para convertir en realidad su regreso a la Primera División trece años después, tras más de una década en los que ha conocido los campos de Segunda División y de Segunda División B, al culminar en su propio estadio la remontada frente al Real Zaragoza y convertirse en el tercer equipo que asciende junto a Real Betis y Real Sporting de Gijón.

   

El entrenador Paco Herrera, que ha asumido el mando esta temporada sustituyendo en el cargo a Sergio Lobera y Josico, ha conseguido que la entidad canaria haya resurgido de sus cenizas para alcanzar el paraíso de la Primera División tras un camino agónico en el que ha participado en los tres últimos 'play-offs' con la amarga decepción de caer eliminado frente al Almería y el Córdoba.

  

la tercera fue la vencida para un Las Palmas que ha dejado a un lado el mal trago vivido en la vuelta de la final del 'play-off' de ascenso del curso liguero pasado. Justo 364 días después de la tragedia vivida en el Insular con un viaje de ida y vuelta en el que acariciaron con la yema de los dedos el cielo de la Primera División y se quemaron con las llamas del infierno con el gol del mexicano Uli Dávila en las postrimerías del partido, el club canario ha sacado el billete directo para volver a jugar contra los mejores clubes de España.

  

Los sueños acaban por cumplirse para una Unión Deportiva que hace una década sobrevivía en la categoría de bronce del fútbol español. El vigente presidente, Miguel Ángel Ramírez, agarró al equipo en Segunda B con una deuda acumulada de 75 millones de euros y en un periodo de diez años ha levantado un proyecto que ha sobrevivido gracias a la venta de talentos criados en la cantera como Vitolo o Jonathan Viera y a la insistencia por devolver a Canarias al mapa de la 'Liga de las Estrellas'.

 

ARAUJO SE PROCLAMA REY DE CANARIAS

  

La inmaculada trayectoria de Las Palmas durante esta temporada, siendo líder de la categoría con una derrota en las primeras 17 jornadas, se vio interrumpida de febrero a abril cuando tan solo pudo cosechar dos victorias en diez fechas ligueras. La irregularidad de los resultados a domicilio, con ocho empates y seis derrotas en 21 salidas, acabaron por bajar al equipo de las dos posiciones que otorgaban acceso directo a la Primera División.

  

El argentino Sergio Araujo se ha erigido como una pieza clave para este regreso a la máxima categoría trece años después. Fue clave en el mejor momento del equipo y acusó su sequía durante los meses que el equipo no lograba encadenar buenos resultados.

  

Cedido en julio por Boca Juniors con una opción de compra al término de la temporada, el exjugador del filial del Barcelona ha cerrado el curso con 23 goles en la liga regular y dos en el 'play-off' de ascenso. Suyo fue la diana en Pucela contra el Real Valladolid y también el gol final que supone el premio de jugar en una de las mejores ligas europeas.