Y al profesor, ¿cómo le afecta la LOMCE?

Las reformas que trae consigo la nueva ley de Educación LOMCE no afectan únicamente al alumnado, sino que algunas inciden directamente sobre el centro escolar y su profesorado

Con la recién estrenada ley de Educación LOMCE -de momento aplicada en los cursos 1º, 3º y 5º de Educación Primaria y en FP Básica-, son muchos los cambios en el panorama educativo de nuestro país. Asignaturas, evaluaciones, idiomas... son algunos de los elementos que sufren modificaciones, muchos cambios y novedades.

 

Las reformas que trae consigo la nueva ley no afectan únicamente al alumnado, sino que algunas inciden directamente sobre el centro escolar y su profesorado, que verá la necesidad de adaptarse en un curso académico convulso donde convivirán la antigua ley (LOE) con la nueva LOMCE.

 

Entre los cambios que afectan directamente a los centros educativos y al claustro de profesores, destacan:

 

PROFESIONALIDAD DEL DIRECTOR Y MAYOR AUTORIDAD DEL PROFESOR

 

Los directores de los centros públicos ganan importancia: será necesario acreditar estar en posesión de un curso formativo sobre el desarrollo de la función directiva y contar, como mínimo, con 5 años de experiencia profesional.

 

Además, tendrán capacidad para establecer requisitos y méritos para las plazas de funcionarios docentes y de interinos. Existirá igualdad de condiciones entre profesores del centro y externos.

 

Las comunidades autónomas podrán, en algunos casos, incorporar expertos como profesores bilingües o plurilingües con la formación y titulación requerida en cada caso.

 

Se reconoce la autoridad de profesores y equipo directivo y serán considerados "autoridad pública". 

 

AUMENTA EL PAPELEO Y EL RATIO CON LA LOMCE

 

Una queja común entre los profesores ha sido con frecuencia la gran carga de trabajo administrativo que acarrea su profesión, además de la impartición de clases. Esto es debido a las evaluaciones internas y externas de Educación Primaria, el informe de personal por traslado con los resultados de las evaluaciones que se hubieran realizado, la aplicación, si es necesario, de medidas curriculares y organizativas, la elaboración de planes de actuación y programas de enriquecimiento curricular, los diferentes enfoques en el aprendizaje... Además, los docentes se enfrentarán a otro problema: el aumento del ratio de alumnos por clase que se ampliará un 10%.

 

NUEVAS FORMAS DE APRENDIZAJE

 

La LOMCE trata de modificar los patrones de aprendizaje empleados hasta ahora y conducir la educación de modo que los alumnos sean capaces de trasladar los conocimientos que adquieren en las aulas a la vida real, por lo que, en muchos casos, cambiará la forma de enseñar: adiós a memorizar sin comprender, entre otros.

 

Las nuevas tecnologías cobran un especial protagonismo y los docentes tendrán la oportunidad de crear nuevas formas de enseñar, con material explicativo propio y que los alumnos podrán consultar desde un ordenador o Tablet.

 

Cambio de libros: Conocimiento del Medio desaparece, y se fragmenta -como solía- en Ciencias Sociales y Ciencias Naturales. Estas asignaturas ahora tendrán que ser valoradas y calificadas con carácter diferenciado en los documentos de evaluación. Así, los profesores tendrán que tantear cada asignatura que cambia teniendo en cuenta el nuevo currículum y los contenidos que resuelvan incluir las comunidades, ya que la LOMCE da libertad a las administraciones autonómicas para crear sus propias asignaturas específicas.

 

CAMBIO DE MATERIAS Y DE PROFESORES CON LA LOMCE

 

La nueva disposición de asignaturas acarreará que algunas materias pierdan peso horario y otras lo ganen, lo que provocará que los profesores también tengan que adaptarse a las nuevas circunstancias.

 

Desaparece la asignatura de Educación para la Ciudadanía, con lo que los profesores que antes impartían esa materia ahora tendrán que adaptarse a los cambios. En Madrid, por ejemplo, desaparece Educación Plástica y Música verá reducidas sus horas.

 

Los cambios en la Educación Secundaria Obligatoria ESO serán aún más acusados para el profesorado, pero habrá que esperar hasta el próximo curso académico para que se pongan en marcha todas las novedades. En este caso, los cambios de profesores y de horarios de asignaturas serán mayores.

 

Además, el adelantamiento de itinerarios en 3º de la ESO exigirá más profesorado para impartir Formación Profesional.

 

Por último, otro cambio introducido por la LOMCE en Primaria ha sido la desaparición de los ciclos como característica organizativa de los currículos de cada materia y, por lo tanto, de los centros educativos de Infantil-Primaria. Eso suprimirá la obligación de la continuidad del profesorado con el mismo grupo de alumnos.