X-Men: Days of Future Past: Peter Dinklage y sus Centinelas cuidan de nuestro futuro

Trask Industires produjo el primer Centinela en 1973 y vendió más de 8.700 de ellos a los gobiernos de todo el mundo. 

Mientras Lobezno sigue dando dentelladas a la taquilla, Fox ya prepara a conciencia la llegada de la próxima y más ambiciosa entrega de X-Men. Una cinta que contará con personajes de hoy y de ayer de la saga y que tendrá como gran atracción, y amenaza, a los Centinelas.

 

"La amenaza mutante es la cuestión capital de nuestro tiempo. Podemos optar por detener esta ola inminente de extinción o podemos permanecer pasivos y dejar que los mutantes eliminen los restos de nuestra especie". Estas son palabras de Bolivar Trask, el villano principal de X-Men: Days of Future Past interpretado Peter Dinklage (Tyrion Lannister en Juego de tronos).

 

Podemos conocer más de él, el hombre que predijo la extinción de la humanidad tras el hallazgo del gen X, a través de la web de Trask-Industries.com. En la página de esta empresa centrada "promover el progreso humano a través de la alta tecnología y ingeniería genética" se reescribe la historia de la humanidad señalando varios momentos clave en el Programa Centinela y en la erradicación del fenómeno mutante.

 

Trask Industires produjo el primer Centinela en 1973 y vendió más de 8.700 de ellos a los gobiernos de todo el mundo. Cincuenta años más tarde, la firma trabaja en un nuevo modelo que será letal para los mutantes. El calendario de estos eventos se extiende hasta el año 2020 cuando Trask anuncia el nuevo y más letal Centinela.

 

El sitio también cuenta una galería de imágenes que ilustran esta historia alternativa. Una de ellas, muestra al presidente Ronald Reagan jurando su cargo ante la atenta mirada de uno de los Centinelas. También hay un video que nos presenta una visión amigable de estos colosales androides cazamutantes creados por Trask Industries.

 

 "Con Trask Industries, usted puede estar seguro de que el futuro de la humanidad está en buenas manos", proclama la web.