'World Padel Tour': escepticismo y positividad se dan la mano en Valladolid

Ningún sector resta importancia al World Padel Tour, pero los hay que se muestran escépticos ante la idea de que el evento vaya a afectar de manera significativa a la ciudad de Valladolid.

Comienza el World Padel Tour 2016, y desde Tribuna hemos querido conocer de primera mano la sensación de los sectores vallisoletanos al respecto.  

 

Jaime Fernández, presidente de hosteleros de Valladolid, ha querido expresar que “todo lo que implique atraer eventos a Valladolid es muy positivo para la hostelería. En este caso afecta más directamente a los establecimientos del centro dada la ubicación escogida, pero más allá de las polémicas de la locación de la infraestructura, los hosteleros apoyamos la celebración este torneo y deseamos que se mantenga en Valladolid”.

 

Esta idea la corrobora Francisco Castro, uno de los propietarios del Café del Norte, en plena Plaza Mayor, que añade que “todos los eventos céntricos acaban por tener impacto en la hostelería, pero quizá el Padel sea de los que más”.

 

 

Desde los hoteles de Valladolid no se muestran tan optimistas. Bien sea porque creen que la amplia oferta hotelera hace que la demanda se reparta, bien porque un gran porcentaje de asistentes al torneo son vallisoletanos, se cree que el impacto en el sector no va a ser tan grande como podríamos imaginar. Eso sí, no se ha querido restar importancia a que el evento se celebre en Valladolid ya que cualquier actividad que atraiga gente es siempre un impulso.

 

Los comercios relacionados con este deporte también se ven afectados por el torneo. En primera instancia porque se concentra un número mayor de amantes del padel y por ende los consumidores en potencia aumentan. Pero por otro lado no hay que olvidar que los puestos que se montan alrededor de las instalaciones, en la propia plaza mayor, difucultan la competencia. En cualquier caso, Carlos Rayuela, encargado de depotes de Justo Muñoz, aclara que ellos mantienen su línea de ventas como a lo largo del año, y que la influencia del torneo no es apenas notable. Idea que sustentan otros comercios deportivos de la zona.

 

Quizá el sector más escéptico sea el del taxi, y así lo han querido mostrar los entrevistados a los que ha tenido acceso Tribuna de Valladolid: “Como taxista, cualquier flujo de gente es beneficioso, pero lo cierto es que no es algo significativo para nosotros más allá de algún trayecto a las estaciones y a los hoteles. Estando ubicado tan el centro la gente prefiere ir andando”.