Wiggins, única amenaza para Martin en la crono masculina de Ponferrada

Tony Martin

El alemán aspira a su cuarto oro consecutivo en una prueba a la que renunció Cancellara para centrarse en la ruta

El británico Bradley Wiggins es la única amenaza, a priori, para el alemán Tony Martin, el gran favorito para lograr la medalla de oro en la contrarreloj masculina de los Campeonatos del Mundo de ciclismo de Ponferrada, que se disputa este miércoles sobre 47,1 kilómetros y en la que también participarán los españoles Jonathan Castroviejo y Markel Irízar.


"Tanto Wiggins, Cancellara, que no está este año, y Tony Martin están fuera de concurso, pero cada crono es un mundo. No tenemos gente que les pueda ganar, hay que ser realista, pero hay que aplaudir la ilusión de Markel y Jonathan porque se enfrentan a 'vitorinos'", admitió el seleccionador nacional, Javier Mínguez.

 

Mínguez es consciente de la superioridad de Tony Martin, vencedor en la crono mundialista en las tres ediciones anteriores (Toscana 2013, Valkenburg 2012 y Copenhague 2011) y el gran dominador en el curso en las cronos que ha disputado y al que sólo el repecho final del circuito y Wiggins le pueden apartar de un nuevo título.
 

Desde las 13:30 horas, 64 ciclistas saldrán desde la rampa de salida de la crono berciana, entre ellos el debutante Markel Irizar (14:48) y Jonathan Castroviejo (15:06), mientras que Tony Martin será el último en salir (15:36), dos minutos antes que Wiggins. Otro de los candidatos al podio, el suizo Fabian Cancellara, ha renunciado para centrarse en la prueba de fondo del domingo.
 

Por su parte, Jonathan Castroviejo se plantea como meta quedar "entre los diez primeros, y cuanto más adelante, mejor". "El haber corrido otras cronos te da un poco más de tranquilidad. Ahora soy un poco más completo. ¿Martin? Quizá el circuito le vaya muy bien a Wiggins", comentó el corredor del Movistar.

 

Markel Irízar afronta su debut en la absoluta pese a su veteranía con tranquilidad. "Es un circuito más para Wiggins que para Martin porque los últimos dos kilómetros se 'pegan'. No me planteo un puesto porque eso te produce ansiedad. Me pasó en el Tour. He trabajado mucho tiempo para llegar lo mejor posible", indicó.
 

El recorrido tiene unos primeros 30 kilómetros muy rodadores, favorables a Martin, aunque en el tramo final se sube hasta el Embalse de Bárcena. Con un desnivel positivo de 458 metros, la pendiente máxima es del 10 por ciento, la única baza de Wiggins para destronar al hiperfavorito Martin.