Westbrook coloca a los Warriors al borde del abismo

Westbrook festeja una canasta con Curry detrás de él

Oklahoma City Thunder se ha colocado a una sola victoria de disputar las segundas Finales de su historia en la NBA (3-1) después de arrollar de nuevo a Golden State Warriors (118-94), vigentes campeones que están al borde del abismo, situación inesperada de completar la mejor temporada regular jamás vista.

La final de la Conferencia Oeste sigue inmersa en un rumbo sorprendente no solo por las victorias de Oklahoma, sino por la contundencia de las mismas ante el vigente campeón de la NBA. Después de ganar por 28 puntos en el tercer partido, esta vez se impuso por 24 apoyado en el 'triple-doble' de Russell Westbrook, que volvió a ganarle la partida al MVP Stephen Curry.

El base local se fue esta vez a 36 puntos, 11 asistencias y 11 rebotes, una actuación espectacular que llevó a los Thunder a anotar 72 tantos en la primera parte, igualando el récord de la franquicia en los 'play-offs'. De esta forma, se fueron a vestuarios ganando por 19 y, tras el intento de reacción de los Warriors en el tercer cuarto, resolvieron con un parcial de 24-12 en el último.

Junto a Westbrook volvió a brillar Kevin Durant (26 y 11 rebotes) y a la mejoría global del equipo en los últimos partidos también se sumó el pívot hispano-congoleño Serge Ibaka (17 puntos, 7 rebotes y 2 tapones).

En cuanto a los visitantes, Curry solo embocó 2/10 en triples y aportó 19 puntos. "Estamos en una situación difícil, pero la serie no ha terminado", avisó el MVP, mientras que su entrenador Steve Kerr negó que su pupilo esté jugando con problemas físicos, tras el esguince de rodilla que sufrió en estos 'play-offs'. "Está volviendo después de su problema, pero no está lesionado. Solo ha tenido una mala noche, también les puede pasar a los mejores jugadores del mundo", le arropó.

Tras proclamarse campeones la temporada pasada y establecer una nueva plusmarca en la liga regular hace poco (73-9), los Warriors encaran ahora un reto que solo han logrado nueve equipos en toda la historia de la competición: levantar un 3-1 adverso. Con el apoyo de su afición, intentarán dar el primer paso en la madrugada del jueves al viernes con el quinto partido, que será la primera oportunidad para que los Thunder vuelvan a las Finales cuatro años después.