Wert defiende que las becas tienen el aval del Consejo de Estado

Ha negado que se haya producido un recorte de 200 millones de euros en el presupuesto.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha defendido este miércoles en el Congreso que el nuevo sistema de becas cuenta con el aval del Consejo de Estado porque sus observaciones al respecto son "de oportunidad" y no de encaje jurídico, y ha negado que, conforme decía el dictamen del órgano consultivo, se haya producido un recorte de 200 millones de euros en el presupuesto. "Ese dato no es correcto", ha asegurado.

 

Wert se explicaba así ante la Comisión de Educación del Congreso, donde ha comparecido en periodo extraordinario tanto por iniciativa propia como a petición del Grupo Socialista para explicar los detalles de este nuevo sistema de ayudas al estudio, aprobado por Real Decreto el 2 de agosto en el Consejo de Ministros y que ya se ha materializado con la publicación de la convocatoria de ayudas el pasado 19 de agosto en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

 

Conforme ha recordado el ministro, el informe del Consejo de Estado sobre las becas advertía de que, "en todo caso, el sistema debería tender a que las personas que carezcan de medios económicos para poder estudiar lo hagan de igual modo, o del más parecido posible, al resto de los estudiantes, sin exigirles una infalibilidad que no se exige del mismo modo a ese resto de estudiantes".

 

Wert ha defendido que "no se puede hablar en términos de exigencia de infalibilidad" de los requisitos que plantea el nuevo sistema: una nota media de 5,5 para acceder a gratuidad de matrícula y un 6,5 para recibir cualquier ayuda monetaria, y, para mantener la ayuda, aprobar, en el caso de estudios universitarios, entre un 65% y un 100% de los créditos, en función de la rama y la nota obtenida en las asignaturas superadas

 

En cuanto al presupuesto, el dictamen del Consejo de Estado recoge que "el importe económico previsto --según el borrador de la memoria-- para becas en el curso 2013/2014 es del orden de 200 millones de euros menos que lo previsto para el curso 2012/2013", pero Wert asegura que esos datos no han salido de su ministerio y que el órgano consultivo de ha basado en "fuentes que se desconocen".

 

"La realidad es absolutamente contraria", ha defendido, para incidir en la convocatoria de becas consigna un importe de "1.417,54 millones de euros, de los que 1.327,54 corresponden al presupuesto de 2014". "Es un incremento superior al 20% respecto de los presupuestos anteriores, el mayor que nunca haya tenido lugar en nuestra Historia (...) y rompe una situación de práctica congelación que se produce desde el año 2008, aún sabiendo que esta decisión implica renunciar a otras prioridades", ha asegurado.

 

En el turno de réplica, Wert ha concretado que esos 1.417,54 millones de euros se articulan en "dos anualidades", con 100 millones del presupuesto de 2013 y 1.347 del correspondiente a 2014. En total, 1.314,72 millones de euros "se invertirán en la convocatoria general" y el resto en la de alumnos con necesidades especiales y en la compensación de matrículas universitarias para familias numerosas, según ha dicho.

 

Asimismo, ha detallado las partidas para becas de los últimos seis años ("1.071 millones en 2008, 1.091 millones en 2009, 1.132 en 2010, 1.168 en 2011, 1.138 en 2012 y 1.161 en 2013") y destacar que el incremento de este año será del 20%, hasta 250 millones más. "Este ministerio ha conseguido que el Ministerio de Hacienda autorice una elevación de límites en lo que se refiere a la anualidad de 2014 de 1.317,54 millones de euros", ha zanjado.

 

Durante su exposición, el ministro ha defendido que el nuevo sistema tiene vocación de "instaurar un sistema más equitativo", "más generoso" y "más eficiente". En su opinión, "es perfectamente absurdo y contrafactual" decir que perjudicará a los alumnos con menos recursos porque la consignación presupuestaria "es mayor" y los requisitos económicos de acceso, "los mismos". "No se puede sostener con seriedad que las becas hayan dejado de ser un derecho", ha apostillado.

 

Además, se ha comprometido a informar a los grupos sobre el funcionamiento de la primera convocatoria bajo el nuevo sistema y se ha mostrado dispuesto a estudiar "con todo detalle" posibles disfunciones, como "sesgos sistemáticos" que perjudiquen en el acceso a las becas a unas u otras comunidades autónomas o situaciones "desfavorables" en el acceso a las ayudas para los alumnos que estudian y trabajan. "Es algo que podemos reflexionar conjuntamente", ha señalado.

 

El asunto presupuestario ha despertado críticas en todos los grupos de la oposición, porque el dato señalado por el ministro, según han ido denunciando, difiere en 200 millones del presupuesto de 2013. "¿Esa cifra tiene referencia numérica objetiva importante o es una de las cifras que usted pone?" "¿De dónde sale?" "¿A dedo?", ha llegado a preguntar el portavoz de CiU, Martí Barberà, quien ha pedido a Wert que muestre, si las hay, las previsiones en que se basa para calcular este presupuesto.

 

La diputada socialista Angelina Costa, por su parte, ha afirmado que en el Gobierno "llevan dos años negando que se haya recortado pero los estudiantes y sus familias no se lo creen". En su opinión, "es un paso más para que las becas dejen de ser consideradas un derecho, para convertirse en un premio graciable". "Supone una auténtica regresión por mucho que usted y su Gobierno lo vistan de seda. Es imposible no darse cuenta, nos damos cuenta todos", ha dicho a Wert, para después pedir la retirada del decreto.  

 

Desde la Izquierda Plural, Caridad García ha afeado al ministro que cuestione los datos del Consejo de Estado cuando "se supone que el Gobierno debe pasarle toda la información para que pueda hacer sus dictámenes". Por su parte, el representante de Foro de Asturias, Enrique Álvarez Sostres, también ha cuestionado las cifras del ministro, al afirmar que el presupuesto para becas fue de 1.222 millones en 2013, un 12,6% menos que en el curso precedente.

 

Sobre el decreto en sí, el portavoz de UPyD, Carlos Martínez Gorriarán, ha puesto el acento en que "el Gobierno no está legitimado para elevar más barreras de acceso a una beca que las que establezcan las propias reglas académicas", mientras la diputada del BNG Rosana Pérez, ha puesto el acento en los umbrales económicos para el acceso. Según los datos del INE que ha citado, el nivel 1, desde el que se puede acceder a la cobertura completa de las becas, está por debajo del umbral de la pobreza.

 

Asimismo, la portavoz del PNV, Isabel Sánchez Robles, ha dicho entender "la necesidad de corresponsabilidad" de los estudiantes, aunque ha incidido en que "es imprescindible garantizar la igualdad de oportunidades". "Soy rotunda al señalar la quiebra del principio de igualdad de oportunidades en el acceso a la educación", ha apostillado.
 

Noticias relacionadas