Vuelven los recortes: el Gobierno reducirá 2.000 millones el gasto en los presupuestos

Cristóbal Montoro tras el Consejo de Ministros

El gobierno aprobará un acuerdo de no disponibilidad de gasto en los Presupuestos Generales del Estado tras incumplir el objetivo de déficit.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha anunciado este viernes que el Ejecutivo aprobará "en próximas fechas" un acuerdo de no disponibilidad del gasto en los Presupuestos Generales del Estado de 2016 por importe de 2.000 millones de euros, con la finalidad de recortar el déficit público, que acabó 2015 en el 5%, muy por encima del 4,2% comprometido, y que hace muy difícil cumplir con el objetivo del 2,8% para este año.

 

Con este acuerdo de no disponibilidad el Estado va a aplicar la misma medida que ha solicitado el Gobierno a las comunidades autónomas, y que deberá ser refrendada esta tarde en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF). Además, España cumple así con la recomendación autónoma que envió Bruselas al Ejecutivo el pasado 9 de marzo, en el marco del procedimiento de déficit excesivo, instando el Gobierno a adoptar las medidas para conseguir una corrección duradera del déficit público.

 

Al término de la reunión del Consejo de Ministros, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, indicó que con este acuerdo de no disponibilidad el Estado va a aplicar la misma medida que ha solicitado el Gobierno a las comunidades autónomas, y que deberá ser refrendada esta tarde en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF). Posteriormente, comenzará la negociación bilateral con las comunidades que se materializará en nuevos planes de ajuste, con sendas viables de consolidación fiscal.

 

Además, España cumple así con la recomendación autónoma que envió Bruselas al Ejecutivo el pasado 9 de marzo, en el marco del procedimiento de déficit excesivo, instando el Gobierno a adoptar las medidas para conseguir una corrección duradera del déficit público. El ministro adelantó que este recorte del gasto no afectará al gasto social ni a partidas que el Gobierno considera prioritarias como la seguridad, las transferencias a la Seguridad Social, al Servicio Público de Empleo Estatal, que gestiona las prestaciones por desempleo, a las becas de Educación o a las transferencias al Adif para gasto de mantenimiento.

 

De hecho, del total de 2.000 millones de recorte, 950 millones se recortarán en aquellos gastos vinculados a operaciones del capítulo VIII de los Presupuestos con impacto en el déficit público y a las partidas de los ministerios de Economía, Industria, Energía y Turismo y FomentoAsimismo, Montoro indicó que el ajuste se ha realizado de manera "proporcional" entre ministerios y en el resto de partidas en función de los créditos iniciales.

 

Según el Gobierno, las medidas que se están adoptando responden a la necesidad de cumplir con urgencia a la recomendación autónoma de la Comisión Europea y por razones de interés general para evitar las consecuencias que puedan derivarse de un agravamiento en el marco del protocolo de déficit excesivo.

 

 

CUMPLIMIENTO DEL DÉFICIT 2015

 

Junto con este acuerdo de no disponibilidad del gasto, Montoro también ha presentado un informe al Consejo de Ministros sobre el cumplimiento de los objetivos de déficit, deuda y regla de gasto de las administraciones públicas en 2015 en cumplimiento de la ley de estabilidad presupuestaria, que determina que antes del 15 de abril de cada año se presentará dicho informe.

 

En relación al cumplimiento del objetivo de déficit, recordó el cierre del 2015 en el 5% del PIB, tras el cumplimiento del Estado y las corporaciones locales y la desviación de comunidades y Seguridad Social. Precisamente sobre las regiones, recordó que esta tarde en el CPFF se abordarán los planes económico-financieros de las comunidades que no han cumplido.

 

En cuanto a la regla de gasto, Montoro dijo que todas las administraciones han incumplido y, por ello, afirmó que el Gobierno pretende recortar el gasto del Estado en 2.000 millones de euros, mientras que sí han conseguido recortar la deuda pública por debajo del objetivo estimado, que lo cifró en el 100,7% del PIB, por encima del 99,2% en el que cerró. Sólo Asturias y Cataluña no cumplieron con sus objetivos de deuda.