Vuelta al trabajo del Real Valladolid este lunes con el único objetivo del ascenso

Gaizka Garitano debutará con su primera sesión de entrenamiento este lunes. TRIBUNA

Gaizka Garitano se pone por primera vez al mando a partir de las 19.00 horas en los Anexos, en principio con trece jugadores de la primera plantilla más diez del filial.

Año nuevo, vida nueva. O más bien, temporada nueva. El Real Valladolid regresa este lunes a los entrenamientos tras cuatro semanas de asueto, toda vez que cayó eliminado ante Las Palmas el pasado play off. Pero aquella eliminatoria es precisamente eso, pasado, con lo que el Pucela quiere arrancar la pretemporada de la manera más ilusionante para empezar a implicar a plantilla y afición. Y es que el objetivo solo es uno, que no es otro que el ascenso.

 

Así, a las siete de la tarde Gaizka Garitano saltará al césped de los Anexos con lo que se espera sean veintitrés jugadores a sus órdenes, trece de la primera plantilla y diez del primer equipo. Aunque esto es variable, claro. De los mayores en principio estarán Chica, Jesús Rueda, Marc Valiente, Álvaro Rubio, Leao, Timor, Óscar Jeffren, Alfaro y Omar, mientras que Mariño y Bergdich en principio tienen contrato pero están pendientes de resolver su situación.

 

Los que sí estarán fijo son los chicos del filial Julio, Deve, Ángel, Dani Vega, Mayoral, Toni, Anuar, Manel Royo, Caye Quintana y Cristian, como complemento para poder entrenar con normalidad hasta que lleguen incorporaciones y para que Garitano pueda seguir en primera persona sus evoluciones para posibles inclusiones en el primer equipo. Y es que nunca se sabe, ahora es el momento de que puedan demostrar algo para poder ser importantes en el futuro.

 

Por supuesto, el primer entrenamiento no será más que una piedra de toque para que los jugadores empiecen a tocar balón y el equipo médico pueda comprobar el estado físico de todos ellos. A partir de entonces, y durante esta semana, se alternarán las dobles sesiones de entrenamientos, de mañana y tarde, con los de una sola sesión de manera alterna cada día.

 

El Pucela, como ya hiciera en anteriores pretemporadas, ha querido dividir así la pretemporada en tre fases diferentes. La primera, de dos semanas de duración, tendrá lugar en Valladolid y solo supondrá un partido hasta el próximo 25 de julio, el II Memorial Agustín Villar ante el Zamora en el Ruta de la Plata. Acto seguido la segunda etapa tendrá lugar en el Mondariz-Balneario a partir del 27 de julio, para después regresar a Valladolid el 1 de agosto y retomar la tercera fase el 3 de agosto.