Vuelta a Madrid para un urgente lavado de cara del CB Valladolid

Sin Luther Head, consciente de sus debilidades, el CB Valladolid visita este sábado al Estudiantes con el objetivo de seguir creciendo como equipo y competir para intentar ganar.

La cita es ante el Estudiantes, un rival que podría considerarse de la misma Liga que el Club Baloncesto Valladolid, si no fuera por la rémora de tiempo que atenaza al conjunto de Ricard Casas.

 

Tras el varapalo del debut liguero ante el campeón, el partido frente al Estudiantes se presenta como una excelente oportunidad para lavar la imagen y, si es posible, competir en busca de la victoria.

 

No hay que rasgarse demasiado las vestiduras por el varapalo contra el Real Madrid. En la Supercopa, el conjunto blanco sacó de la pista al Bilbao Basket que ha tenido más tiempo de preparación y presupuesto para confeccionar su equipo. En eso ha incidido Ricard Casas en su rueda de prensa previa a este partido con el fondo de Luther Head y su espantada convertido en argumento principal.

 

El técnico ha negado que tuviera mala relación con el jugador. Incluso Casas procuró la semana antes del comienzo liguero implicar más al escolta americano en la dinámica del equipo y de su liderazgo en la pista; montó un almuerzo con él y quiso estar cerca personalmente para tenerle motivado. Todo en vano.

 

Head es pasado y el club busca un recambio de su mismo perfil deportivo. No será fácil a estas alturas de mercado y con el presupuesto tan limitado que maneja el Valladolid.

 

De momento, la historia se traslada de nuevo a Madrid (19.00 horas), para medirse a un histórico de la Liga en lo que será el partido 1.000 del Valladolid en la ACB.