VTLP pedirá en el Pleno de la Diputación la derogación del real decreto de autoconsumo eléctrico

Ha criticado que toda la normativa eléctrica aprobada por el Gobierno del Partido Popular, desde el primer decreto de enero de 2012, ha ido encaminada a "paralizar la implantación de energías renovables".

El Grupo Provincial de Valladolid Toma la Palabra (VTLP) pedirá en el Pleno de la Diputación que se celebra este jueves la derogación del real decreto de autoconsumo eléctrico por considerar que lesiona los intereses generales frente a los de las grandes compañías eléctricas, e inste al Gobierno de España a la derogación del mismo.

  

En un comunicado remitido a Europa Press, la formación impulsada por Izquierda Unida y EQUO ha criticado que toda la normativa eléctrica aprobada por el Gobierno del Partido Popular, desde el primer decreto de enero de 2012, ha ido encaminada a "paralizar la implantación de energías renovables".

  

Para VTLP, en la nueva norma los principales perjudicados son todos aquellos autoconsumidores que necesiten, además de su propia energía, estar conectados a la red eléctrica general, para llegar a cubrir sus necesidades las 24 horas del día, ya que tendrán que pagar una cuota fija en función de la potencia contratada.

  

Los ayuntamientos "tampoco salen bien parados", a juicio del Grupo, con esta nueva norma, "especialmente a la hora de tener que cumplir con la Directiva europea 2010/31", que  impone como obligación que después del 31 de diciembre de 2018, los edificios nuevos que estén ocupados y sean propiedad de autoridades públicas sean edificios de consumo de energía casi nulo.

  

La intención de Toma la Palabra es "poner en valor y promover desde la Diputación el autoconsumo", ya que "puede reducir la factura del consumidor entre el 40 y 60 por ciento y la pérdida de energía en el transporte", lo que supone "más de 2.000 millones de euros al año", así como reducir además el uso de combustibles fósiles y la dependencia energética del país con el exterior.

  

Toma la Palabra ha insistido en que el autoconsumo contribuye a mejorar la competencia efectiva en el sector eléctrico, evita nuevos desarrollos en redes de transporte y distribución y abarata el coste del mantenimiento de las redes ya existentes, y genera canales cortos de comercialización. Además, supone "una mayor competitividad de las empresas y genera empleo, ya que se estima en más de 30.000 los empleos que se podrían generar en los próximos diez años".