VTLP no apoyará la reforma del Reglamento del Ayuntamiento si no hay reducción de sueldos

Valladolid Toma La Palabra entiende que hay "salarios que pueden resultar excesivos" y pide una "considerable" reducción de estos sueldos para llegar a un acuerdo.

Valladolid Toma La Palabra (VTLP) ha advertido de que no participará en un acuerdo en el Ayuntamiento, en el marco de la reforma del Reglamento Orgánico de la institución, que no implique una reducción "considerable" de los sueldos de los concenjales, según informa la candidatura a través de un comunicado recogido por Europa Press.

  

Así se constata en el escrito remitido a la Secretaría y al resto de Grupos Municipales, que estudian la citada reforma, y que contiene distintas propuestas para abordar los dos primeros títulos del mismo, que regulan las disposiciones generales y el estatuto de los miembros de la corporación y que serán objeto de estudio en la reunión de los cinco grupos prevista para el próximo día 23.

  

A pesar de reconocer que el Ayuntamiento de Valladolid no ha sido particularmente derrochador y el número de representantes con dedicación exclusiva está claramente por debajo del máximo que permite la ley, VTLP entiende que "hay salarios que pueden resultar excesivos" y, por ello, insiste en su exigencia de todo acuerdo al respecto pase por una importante reducción de los emolumentos.

 

Pero además, en materia de transparencia para garantizar que ningún representante se lucre ilegítimamente a costa de las instituciones públicas, aboga por que las retribuciones anuales que perciben sean colgadas en la web, al igual que demanda que el Registro de Intereses, donde constan las declaraciones de bienes e ingresos de todos los miembros de la corporación, se publique no sólo en el Boletín Oficial sino también en la referida página en Internet.

  

Otra de las cuestiones fundamentales que, a juicio de VTLP, deberían mejorar es la puesta en marcha de medidas que permitan garantizar que toda persona que ejerza como representante de la ciudadanía desarrolle su labor en igualdad. En este sentido, denuncia que el actual Reglamento le proporciona al equipo de gobierno una situación de privilegio "que la oposición ha sufrido en las últimas legislaturas" y que entiende que no debe perdurar.

  

También defiende que la transparencia y la participación deben practicarse más allá de la retórica. Desde medidas simbólicas, como la participación de todos los grupos en los actos institucionales, hasta la eliminación de barreras en el acceso a la información de las Concejalías.

  

No obstante, y también como cuestión clave, advierte de que ese acceso a la información no debe limitarse a los grupos municipales, sino que cualquier persona interesada debe poder conocer lo que ocurre en su Ayuntamiento, e incluso poder descargar y reutilizar datos de acuerdo con un espíritu de "gobierno abierto".

  

Por ello, se plantea modificar la redacción para que toda la información cuya difusión no restrinja la ley esté accesible para grupos municipales, colectivos sociales, instituciones o particulares.