VLTP apostará por el software libre y los estándares abiertos como medida de ahorro

El software libre es aquel cuya licencia de uso "permite y alienta" la libertad de las personas para ejecutarlo, copiarlo, distribuirlo, estudiarlo, modificarlo y mejorarlo.

Valladolid Toma la Palabra, la candidatura encabezada por Manuel Saravia, ha comprometido en su programa de Economía y Empleo a fomentar el uso de software libre y estándares abiertos entre la ciudadanía y a extender su uso en la propia administración municipal, así como a utilizar formatos normalizados y plenamente accesibles en todos los documentos, "promoviendo así un acceso verdaderamente universal".

  

A estos efectos, según consta en un comunicado emitido por la plataforma y recogido por Europa Press, se reducirán progresivamente los actuales contratos y licencias de software privativo tras un estudio exhaustivo orientado a una migración escalonada.

  

Por otro lado, se compromete a publicar bajo licencias libres las herramientas desarrolladas por y para la administración municipal de manera que puedan ser copiadas, adaptadas y redistribuidas, lo que "redundará" en beneficio colectivo y del sector empresarial privado.

  

La candidatura considera que "no existen motivos" para mantener la actual situación de dependencia y gasto descontrolado en software. La administración pública, como generadora y consumidora de software, debe velar por el interés general, la eficacia e independencia tecnológicas como se hace ya en otras regiones como Madrid, Cataluña, País Vasco o Canarias.

  

En la actualidad, el Ayuntamiento de Valladolid depende de cinco grandes empresas de software propietario de sistemas de información geográfica (ArcInfo, de la empresa ESRI), contabilidad, portal web (Proxia, de Divisa), administración electrónica (Amara, de Indra) y gestión de ingresos (con T-Systems) y emplea software privativo en un 60 por ciento de sus servidores, un porcentaje muy superior al de la media mundial.

  

El actual equipo de Gobierno, según las mismas fuentes, "no ha facilitado" información sobre los puestos de trabajo que emplean Windows como sistema operativo, aunque "cabe suponer" que se trata de la práctica totalidad, ni sobre el coste de sus licencias. En este sentido, ha señalado que el caso "más alarmante" de la legislatura fue la adjudicación de un contrato de 69.732 euros para el mantenimiento, durante dos años, de 15 licencias de software de información geográfica con la empresa desarrolladora.

  

El software libre es aquel cuya licencia de uso "permite y alienta" la libertad de las personas para ejecutarlo, copiarlo, distribuirlo, estudiarlo, modificarlo y mejorarlo. Su uso permite un "drástico" ahorro en costes, ya que "no es necesario" pagar por cada copia o licencia, "otorga" libertad de elección e independencia de proveedores y protección frente a prácticas monopolísticas, entre otros.