Villarrubia achaca el conflicto de Valladolid al hecho de que el PSOE "es muy vivo, a veces demasiado vivo"

El secretario del PSCL, Julio Villarrubia, ha dado por zanjada la polémica entre el presidente del Grupo Municipal Socialista, Óscar Puente, y el integrante del mismo Juan José Zancada a raíz de las críticas de éste respecto de la línea de trabajo de este equipo en el Ayuntamiento de la capital y ha atribuido lo ocurrido al hecho de que "el PSOE es muy vivo, a veces demasiado vivo".

 

Villarrubia, quien ha participado en Toro (Zamora) en un acto público del partido, ha extraído como nota positiva que "dentro de lo que ha sido una mala noticia durante un par de días, el asunto está absolutamente superado" tras el entendimiento alcanzado entre las partes. 

 

En este sentido, el líder de los socialistas de Castilla y León, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha instado a ambas partes a "trabajar por los ciudadanos, por el bien del partido y por el interés general", algo de lo que, como así ha apuntado, habrán tomado buena nota tanto Puente como Zancada "como buenos compañeros y buenos socialistas que son".

 

Y es que para Villarrubia, tal y como ha insistido, la polémica abierta en el seno de los socialistas vallisoletanos ha quedado definitivamente resuelta: "De buena manera alguien pide disculpas por algún posible exceso verbal y otro las acepta y reconoce que tampoco procedían determinados aspectos límites".