Villar advierte: si se da el 'OK' a Salamanca o Salmantino, adiós al fútbol en la Comunidad

El proyecto de Hidalgo se ve seriamente amenazado por la decisión de la Federación Española de desligarse de la de Castilla y León dejando sin fútbol al Real Valladolid, el Numancia, la Ponferradina y el Mirandés, además del resto de categorías hasta Regional Aficionados.

Lejos de aclararse el futuro del fútbol en Salamanca, cada jornada se complica aún más. El último bache que ha aparecido en el camino del proyecto de Hidalgo se refiere al órdago que ha lanzado la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) a la de Castilla y León (adherida a ésta mediante un acuerdo por el que debe cumplir toda la legalidad vigente), de modo que si se inscribe tanto al Salamanca de Hidalgo como al Salmantino, el fútbol en Castilla y León desaparcería.


Así lo ha podido confirmar este diario después de hablar con fuentes de la Federación de Castilla y León de Fútbol, que afirmaban que la Federación Española les ha mandado un escrito en el que les avisa de que si se produce esta inscripción y el organismo hace caso a la sentencia de la juez de Salamanca: todos los clubes de la Comunidad, tanto de categoría profesional como no profesional, dejarían de competir. 

 

O lo que es lo mismo, que el Real Valladolid no podría jugar Primera, ni el Numancia, Ponferradina o Mirandés, en la categoría de platab del fútbol español. Y esta situación se produciría en el resto de categorías hasta Regional Aficionados que ya no depende del organismo federativo en el ámbito nacional.

 

En la actualidad, y según ha podido confirmar TRIBUNA, el caso está ahora en manos de la Junta de Castilla y León, que es ahora la que debe mover ficha y dar las órdenes pertienentes para que el presidente de la Federación de Castilla y León, Marcelino Maté, actúe en consecuencia.