Villanueva insiste en el escaso margen de maniobra de la Junta sobre los ZGAT si éstos se ajustan a la legalidad

El consejero de Economía de la Junta de Castilla y León, Tomás Villanueva

Alega que los expedientes en esta materia son "muy reglados y se convierten casi en actos debidos".

El consejero de Economía y Empleo de la Junta, Tomás Villanueva, ha advertido hoy del escaso margen de maniobra de su departamento a la hora de autorizar o denegar las solicitudes de Zona de Gran Afluencia Turística (ZGAT), planteadas desde distintos ayuntamiento de la Comunidad con el fin de lograr la liberalización total de horarios comerciales, debido a que los expedientes que habrá de tramitar "están muy reglados y casi se convierten en actos debidos".

  

En tales términos se ha expresado Villanueva en relación a la polémica suscitada con los ZGAT, una nueva regulación recogida en un real decreto ley del Estado que confiere a las CC.AA la competencia para autorizar la apertura de comercios en domingos y festivos y que, tal y como ha apuntado el consejero, confía en poder aplicar con "sentido común al objeto de llegar a un punto en el que se encuentren cómodos todos", en alusión a sindicatos, sector comercial y consumidores.

  

En cualquiera de los casos, el titular de Economía ha reiterado que las solicitudes para declaración de ZGAT están siendo ya estudiadas por los técnicos y que la Junta se limitará a resolver si las mismas cumplen o no los requisitos impuestos por esta nueva regulación comercial.

  

Lo que sí ha puesto de manifiesto Villanueva, "lejos de intentar alimentar polémica alguna", es la "falta de diálogo profundo" habido hasta el momento para analizar este nuevo escenario, de ahí la ronda de conversaciones emprendida por su departamento con las partes afectadas, entre ellos los alcaldes de Valladolid y Arroyo de la Encomienda, con el fin de "dar una solución satisfactoria" a todas las partes implicadas.