Victorias para Diego Balmori e Inés Martín en esgrima

Los dos tiradores del Valladolid Club de Esgrima se hicieron con el triunfo en la vigésima edición de Trofeo Internacional Virgen de San Lorenzo, pistoletazo de salida a una nueva temporada 

Diego Balmori e Inés Martín se llevaron el triunfo en la primera competición de la temporada para el Valladolid Club de Esgrima, el Trofeo Internacional Virgen de San Lorenzo de espada, que este sábado llegó a su vigésima edición. Los dos tiradores del VCE fueron los mejores en un torneo disputado en el CPTD Río Esgueva con la presencia de unos 40 competidores.

 

Balmori se impuso en la final a su compañero en el VCE Adrián Yáñez, uno de los favoritos que recientemente había sido operado de la vista. El duelo fue disputado aunque se decantó del lado de una de las firmes promesas del club por 15-11. Completaron el podio otros dos integrantes del VCE, Noé Bermejo y Daniel Alarcia. Bermejo cedió con Balmori en semifinales por un ajustado 15-14, mientras que Alarcia no pudo con Yáñez perdiendo por 15-8.

 

En la competición femenina, ausentes Dóra Kiskapusi y Macarena Centenera, ambas por lesión, Inés Martín impuso su fortaleza mental, repitiendo el título cosechado el pasado año. Martín ganó en la final a su compañera de equipo en el VCE, Lorena Núñez por  15-8. Ambas llegaron a la disputa por el título tras deshacerse en semifinales de dos competidoras de fuera de Valladolid. La abulense Mónica Peláez no pudo hacer nada ante Martín, cediendo por 15-3, mientras que la cántabra Rebeca del Río quedó apeada por Núñez, que ganó por 15-13.

 

El XX Torneo Internacional Virgen de San Lorenzo volvió a servir de pistoletazo de salida para los tiradores del Valladolid Club de Esgrima ante una temporada que se presenta apasionante, con muchos frentes abiertos a nivel nacional e internacional. El torneo sirvió para ver el estado de forma en este inicio, con el núcleo fuerte de la sección masculina ya preparado y con el femenino, a pesar de las ausencias (tampoco tiró María Mateos al estar en su localidad natal, Azuqueca de Henares, al ser nombrada Persona Popular por sus logros deportivos con el club), dispuesto a dar mucha guerra.