Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Victoria inapelable del Aula Cultural ante el Kukullaga (29-15)

El Aula Cultural comienza el año de la mejor manera posible. Con una victoria incontestable ante un rival directo por la salvación como es el Kukullaga Etxebarri.

AU,LA CULTURAL 29: Mariia Makarenko (p), Patricia Fernández (1), Celia López (3), Ana Vergara (1), Ángela Nieto (3), Isabel Calderón (5), Cristina Cifuentes, Raquel de la Cruz (2), Teresa Álvarez, Cecilia Cossío (3), Bea Casquero, María González (p), Amaia Garibay (6) y Alicia Torres (5).

 

KUKULLAGA ETXEBARRI 15: Itxaso Urrutia (p), Maialen Aguirregomezcorta, Ainhoa Azaola, Sandra Azcona, Mariya Boklashchcuk (2), June Castaños (3), Nerea licegui (4), Alba Fernández, Leire García (p), Miriam Gómez (1), Jessica Nogales (3), Yasmina Sánchez, Zuriñe Bilbao (1) y Blanca González (1).

 

PARCIALES: 5-1, 6-3, 7-5, 10-5, 10-6, 13-8 // 16-9, 18-12, 21-13, 24-13, 24-14, 29-15.

 

ÁRBITROS: Alfredo Arcos y Óscar García, del colegio madrileño, excluyeron a Patricia fernández, Alicia Torres y Ángela Nieto por parte del BM Aula Cultural y a Maialen Aguirregomezkorta, Mariya Boklashchcuk y Jessica Nogales por parte del Kukullaga Etxebarri. Además, expulsaron a Nerea Elicegui del Kukullaga Etxebarri.

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 11ª jornada de liga de División de Honor disputado en un Polideportivo Miriam Blasco que registró un lleno absoluto. Antes del encuentro el BM Aula Cultural homenajeó a Alfonso Rodríguez Bayón, secretario del club vallisoletano, fallecido hace unos días. 

Las chicas de Miguel Ángel Peñas nunca dieron opción a un rival que frente al potencial exhibido por el conjunto vallisoletano fue diluyéndose poco a poco hasta encajar una dolorosa derrota que hace que se despidan prácticamente de poder disputar la próxima edición de la Copa de la Reina. Una competición a la que se agarra con fuerza el BM Aula después de un sobresaliente triunfo que hacer seguir soñando al equipo vallisoletano.

 

Desde el primer minuto se puso de manifiesto quién iba a ser el dominador absoluto del partido. El primer parcial de 5-1 favorable a las locales iba a ser un presagio de lo que ocurriría a los largo del encuentro. La intensidad defensiva unida a la gran efectividad anotadora, hacía que el BM Aula se marchase con cierta comodidad en el marcador. Sin embargo, no hubo relajación. El técnico local, Miguel Ángel Peñas, insufló de más carácter, si cabe, a sus chicas para que estas no se dejaran llevar en nuingún momento.

 

Los goles de Amaia Garibay e Isabel Calderón, que acabaron con seis y cinco tantos respectivamente, en los extremos daba alas a un conjunto vallisoletano muy seguro defensivamente. Además, el portentoso trabajo bajo palos de la nueva guardameta Mariia Makarenko hacía el resto. La ucraniana debutaba con el CD Balonmano Aula firmando un partido sobresaliente cumpliendo con creces las expectativas marcadas por el club.

 

Todo esto, en el primer acto. Sin embargo, en el segundo, el guión no cambió. Pese a que el Kukullaga no tiraba la toalla y se agarraba con fuerza a su potencial físico para no distanciarse en el marcador, el Aula Cultural seguía a lo suyo, es decir, a su juego de ensueño transformado en goles y más goles. Tantos que provocó que la afición, que abarrotó una vez más las gradas del Polideportivo Miriam Blasco, no tuviera ni un sólo momento de cierta tranquilidad.

 

Con el partido a favor fue momento de dar minutos a todas las jugadoras. El técnico local Miguel Ángel Peñas, fiel a su estilo, premió a toda su plantilla para que cada jugadora pudiera recibir su particularmuestra de cariño por parte del pabellón. Incluso la juvenil Ángel Nieto se sumó a la fiesta de las vallisoletanas con tres goles de bella factura.

 

En pleno carrusel de cambios y de festival anotador, el Aula se fue hasta una diferencia de 14 goles, algo inimaginable hace tan sólo unos meses, cuando este equipo que no para de crecer deportivamente, llegaba con humildad a la máxima categoría del balonmano femenino nacional. Un conjunto vallisoletano que por lo visto, sigue sin tener techo y que ahora sueña con la Copa de la Reina. Una competición que gusto y mucho en el club, y donde se espera poder llegar para seguir soñando. 

 

Un partido de 10, quizás el mejor de la temporada, que sirvió para homenajear a Alfonso Rodríguez de la mejor manera posible. Seguro que allá donde esté habrá vuelto a disfrutar de lo lindo con su inseparable equipo