Victoria de mérito del Atlético Valladolid en su visita al GlobalCaja de Asobal

El conjunto vallisoletano se impuso en su segundo amistoso ante un equipo Asobal, Ciudad Encantada, al que siempre dominó en el marcador. 

GlobalCaja Ciudad Encantada (29): Samuel Ibáñez (portero), Sergio Valles (2), Rafa López (4), Francisco Javier Fernández ‘Limonero’ (2), Víctor Frade (3), Vladimir Zejak (4), Sergio López (9) –siete inicial– Leonardo Vial (portero), Carlos Casas (portero), Miguel Ángel Martínez (-), David Mendoza, Mateo Pérez (-), David Cortés Bodoque (2), Anselmo Cano (-), Daniel Tolmos (1) y Hugo López (2).

 

Atlético Valladolid (30): Javi Díaz (portero), Diego Camino (4), Filip Kallman (2), Gonzalo Viscovich (1), Fernando Hernández (4), Sebastián Kramarz (2), Roberto Turrado (-) -siete inicial- Luisma Lorasque (4), David Fernández (4), Roberto Pérez (3), Arturo Barcenilla (-), Alfonso de la Rubia (3), Sergi Grossi (2), Daniel Pérez (1), Joel Gómez (-) y César Pérez (portero).

 

Parciales cada 5 minutos: 2-3, 5-6, 9-10, 13-15, 17-19, 17-20 -descanso- 20-22, 22-25, 22-27, 23-27, 25-30, 29-30

 

Árbitros: Torrecilla Sánchez y Alonso Iniesta. Excluyeron a David Mendoza (10’), Daniel Tolmos (23’) Sebas Kramarz (24’), Vladimir Zejak (27’), Sergi Grossi (51’)

 

Pabellón El Sargal (Cuenca) ante unos 250 espectadores.

El segundo amistoso consecutivo ante un equipo Asobal sirvió al Atlético Valladolid  para calibrar su potencial real y mantener alta la concentración y su estado físico antes del regreso a la competición liguera el próximo 16 de abril. El GlobalCaja Ciudad Encantada no se lo puso nada fácil a los de Nacho González, pero los vallisoletanos se llevaron la victoria final (29-30) tras un encuentro en el que siempre fue por delante en el marcador.

 

Una victoria que, a pesar de llegar en un amistoso, tiene un dulce sabor al haberse producido ante un equipo Asobal y en su propio feudo. Una buena medida del nivel que es capaz de alcanzar el Atlético Valladolid de esta temporada.

 

En el Atlético Valladolid no viajó José Ángel Delgado Ávila, aunque recuperó al lesionado David Fernández, que pudo jugar sus primeros minutos dentro de su proceso de rehabilitación para intentar llegar en condiciones a los próximos partidos de Liga. También contó con Fernando Hernández, que se perdió el anterior amistoso. Sin embargo, el conjunto entrenado por Lidio Jiménez no pudo contar con quizá sus dos mejores jugadores: el lateral izquierdo brasileño Thiago Alves y el extremo derecho argentino Pablo Vainstein, lo que facilitó un poco las cosas a los vallisoletanos.

 

De este modo, los visitantes plantaron cara a su rival, a pesar de la diferencia de categoría, desde el inicio. Ya en la primera parte el Atlético Valladolid dominó en el marcador con ventajas de uno y dos goles: 5-6 en el minuto 10 y 13-15 en el minuto 20.

 

Lo cierto es que las defensas de ambos equipos no estuvieron a un gran nivel y se notó la falta de tensión de partidos oficiales. Así los ataques se impusieron y ahí los de Nacho González sacaron ventaja con sus múltiples opciones ofensivas. Fernando Hernández fue el mejor de la primera parte en cuanto a goles, pero el técnico repartió minutos y se notó también en el aspecto ofensivo, sin grandes protagonistas.

 

Al descanso se llegó con un 17-20 que ya comenzaba a ser preocupante para un Ciudad Encantada que no sabía como frenar al Atlético Valladolid.

 

La segunda parte comenzó con el Ciudad Encantada más concentrado y dispuesto a dar la vuelta al partido. Cuatro goles consecutivos del extremo Sergio López apretaron el marcador (20-21). Pero el equipo visitante no se amilanó y siguió mus acertado en ataque. Pronto volvió a tomar una renta amplia, cinco goles, y ya suficiente para llevarse la victoria. Así, en el minuto 43 y con 22-27 en el marcador, Lidio Jiménez pidió tiempo muerto para intentar remontar. No fue así y la ventaja continuó igual. A falta de 5 minutos, Ciudad Encantada volvió a pedir un nuevo tiempo muerto, con 25-30 en el marcador.

 

Pero los gladiadores azules pudieron aguantar, no sin muchas dificultades, el último empujón local (recibió un parcial de 4-0) y mantener su ventaja para llevarse el triunfo. El marcador final, 29-30, dejó al Ciudad Encantada muy cerca de la remontada y al Atlético Valladolid orgulloso de haber batido a un equipo Asobal.

 

El equipo vallisoletano volverá a la liga de División de Honor Plata el próximo sábado 16 de abril (18.30 horas). El Atlético Valladolid visita al Viveros Herol BM Nava en otro duelo regional clave para que los vallisoletanos puedan continuar en lo más alto de la clasificación.