Victoria con solvencia de El Salvador de Valladolid

Los chamizos celebran el ensayo de Raphael Blanco. A.MINGUEZA

Tira de oficio para imponerse a AMPO Ordizia con contundencia (43-14) en Pepe Rojo. La nueva edición de ‘Rugby Integración’, celebrada con una treintena de jugadores de FEAPS antes del partido, un nuevo éxito.

EL SALVADOR (43): Manu Serrano, Max Vega, Manu Villalobos, Fernando González Altés, Álvaro Torres, Matt Foulds, Gonzalo Núñez, Joe Mamea; Juan Ramos, Sam Katz, Alejandro Sánchez de la Rosa, Tom Pearce, Johny Carter, Raphaël Blanco y Óscar Casado. También jugaron: Gabi Fernández, Javier Miranda, Dani Marrón, Gerardo de la Llana, Alberto Díaz, Antoine Sánchez, Pablo Reneses y Wayne Borsak.

 

AMPO ORDIZIA (14): Ugaitz Aranguren, Joshua Daley, Ander Alberdi, Asier Álvarez, Ien Ashcroft, Francisco Muller, Joan Tudela, Oier Goia, Mikel Aizpurúa, Hendri Rust, Daniel Aizpún, Imanol Aldanondo, Iñaki Puyadena, Asier Korta y Xabier Fajardo.También jugaron: Imanol Tellería, Agustín Ortiz, Unai Aragón, Kepa Zamacola, Jon Barandiaran, Beñat Erbina, Unai Gartzia y Eneko Salinas.

 

Árbitro: Santoro, del comité valenciano.

 

Anotaciones: 7-0 (min. 1) Ensayo de Alejandro Sánchez de la Rosa que transforma Sam Katz. 7-7 (min. 15) Ensayo de Ien Ashcroft, que transforma Hendri Rust. 12-7 (min. 28) Ensayo de Juan Ramos. 15-7 (min. 39) Golpe de castigo de Sam Katz. 22-7 (min. 42) Ensayo de Raphael Blanco que transforma Sam Katz. 22-14 (min. 53) Ensayo de Alberdi que pasa Rust. 29-14 (min. 58) Ensayo de Fernando González Altés que transforma Sam Katz. 36-14 (min. 74) Ensayo de Johny Carter que transforma Sam Katz. 43-14 (min. 80) Ensayo de Alberto Díaz que transforma Sam Katz.

Una vez más, en la gélida mañana de Pepe Rojo, quedó claro algo que El Salvador se ha empeñado en demostrar: sí, al rugby se gana anotando más puntos que el rival, es obvio, pero para poder vencer hay que tirar de más elementos.

 

El primero de ellos, la rapidez: buena muestra de ello dio el equipo colegial nada más arrancar el partido, con el ensayo que consiguió Alejandro Sánchez de la Rosa, tras capturar una gran patada profunda de Sam Katz, que no falló la transformación.

 

Otro de los elementos básicos para la victoria es la firmeza en defensa. De eso también mostraron una buena dosis los blanquinegros en el choque contra AMPO Ordizia, aguantando en defensa una serie de peligrosos ataques de los del Goierri, que sólo consiguieron fructificar tras muchas fases en el minuto 15.

 

Y el tercero de esos elementos, unido al impresionante estado físico de los colegiales, es sin duda la capacidad para aplicar los conocimientos adquiridos, sacando puntos de algunas acciones muy meritorias, conseguidas gracias al conocimiento que los jugadores tienen entre sí.

 

Buena muestra de este conocimiento lo pusieron de manifiesto los hombres de Juan Carlos Pérez con las siguientes jugadas de ataque que hilvanaron en el campo rival: la primera de ellas, con una gran combinación entre Sam Katz y Juan Ramos, que el canterano acabaría convirtiendo en ensayo. Antes de que Santoro señalase el camino de los vestuarios habría tiempo para más puntos en el casillero vallisoletano, merced a un golpe de castigo de Sam.

 

El segundo tiempo comenzó de una forma muy similar a como arrancó el encuentro, con una buena jugada de SilverStorm El Salvador que acabó llegando hasta la línea de marca de AMPO Ordizia, anotando la marca en esta ocasión Raphaël Blanco. Katz puso los dos extra para el 22-7 en ese momento.

 

A partir de ahí los de Wade Kelly intentaron apurar sus opciones, sorprendiendo por momentos a El Salvador que, no obstante, consiguió aguantar sin demasiadas dificultades, aunque en una de las fases del ataque consiguieron llegar bajo los palos y colocar en el electrónico el 22-14 (min. 53).

 

Pero el físico, otra vez, estaba de parte de los colegiales. Juan Carlos Pérez dio refresco a toda la primera línea, lo que el paquete de Ordizia acusó en las fases estáticas del juego. Así, tras una melé cerca de la zona de marca vasca llegó el bonus ofensivo para los chamizos, con un ensayo obra de Fernando González Altés, que Sam Katz no perdonó con la transformación.

 

El dominio blanquinegro continuó el resto del encuentro. De esta forma llegó un nuevo ensayo colegial, tras una buena jugada de la tres cuartos que Tom Pearce cedió para que Johny Carter se fuese como un cuchillo hasta debajo de los palos, anotando un nuevo ensayo, con otros dos extra para Katz.

 

Un guión parecido al de la última marca del encuentro, en la que, con el cronómetro alcanzando ya el minuto 80, Alberto Díaz rompió la defensa de AMPO Ordizia, consiguiendo posar el oval prácticamente bajo los palos, consiguiendo otra vez la transformación Sam Katz. Con este ensayo se cerraba el marcador en el definitivo 43-14.