Victoria ajustada para Ucrania contra Turquía en un igualado partido

Las selecciones nacionales de Ucrania y de Turquía comenzaron con buen pie este sábado la Copa del Mundo de Baloncesto, que se está disputando en España hasta el 14 de septiembre, tras vencer a la República Dominicana (72-62) y a Nueva Zelanda (73-76).

El conjunto ucraniano fue el primero en entrar en escena del Grupo C. Los pupilos de Mike Fratello entraron en el partido muy fríos y con pocas ideas ante un sólido combinado dominicano. Tras una primera parte que se resolvió con tablas, los europeos pudieron encontrar su mejor versión de juego tras el descanso, consiguiendo ocho puntos de renta en el tercer cuarto.

 

 Liderados por Jeter, que anotó 16 puntos y con un combativo Slava Kravtsov (13 puntos y 7 rebotes), Ucrania pudo mantener la distancia durante el último parcial, consiguiendo una ventaja final de diez puntos que le sirven para empezar con las buenas sensaciones que dejaron en el pasado Europeo. Francisco García, por su parte, fue el mejor de los dominicanos al anotar 18 puntos y repartir cuatro asistencias.

 

En el otro partido, la imprevisible selección de Turquía sufrió más de lo esperado para superar a una Nueva Zelanda que estuvo a punto de dar la sorpresa y llevarse el partido. El combinado neozelandés, tras su popular 'haka', arrancó el choque con gran intensidad y logró sorprender al actual subcampeón del mundo, que se fue al descanso diez puntos por debajo.

 

Ergin Ataman aprovechó el tiempo de descanso para ajustar los fallos sobre la pista y el equipo volvió al parqué con otra cara distinta. Guiados por Savas (16 puntos), los turcos comenzaron a carburar en ataque y se hicieron fuertes en defensa, recortando la distancia hasta los cuatro puntos en el tercer parcial.

 

Ya en el último cuarto, el conjunto dirigido por Nenad Vucinic, liderado por Corey Webster (22 puntos), trató de aguantar las acometidas turcas y mantuvieron el resultado igualado a falta de tres minutos para el término del partido 72-72. Finalmente, el combinado europeo se hizo fuerte en los últimos compases del encuentro y pudo llevarse los dos primeros puntos tras un final agónico que se resolvió por tres puntos (73-76).